CIUDAD DE MÉXICO, 19 de noviembre de 2021.- Sin duda, la Guardia Nacional (GN) y el Gabinete de Seguridad deben de intervenir en Zacatecas y en varias entidades más del país, afirmó el líder de Morena en el Senado de la República, Ricardo Monreal.

Ante la “noche negra” por el azote de la violencia que vive la entidad gobernada por su hermano David Monreal Ávila, el senador calificó de “terrible” los recientes hechos trágicos en Zacatecas, donde al menos 16 personas perdieron la vida en distintos puntos, entre ellos, diez cuerpos colgados en un puente del municipio de Cuauhtémoc.

Por otro lado, la senadora Geovanna Bañuelos de la Torre hizo un enérgico llamado a las autoridades de Zacatecas para que reestructuren la estrategia de seguridad e implementen las acciones necesarias que permitan pacificar el estado.

De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana, entre enero y septiembre de 2021, en ese estado se contabilizaron mil 462 homicidios dolosos, contra 853 ocurridos en el mismo periodo de 2020, lo que coloca a la entidad en el primer lugar nacional en aumento de asesinatos con respecto al año anterior, con 71 por ciento. 

“La recurrente violencia y trágica cotidianidad que se vive en mi estado, obliga a que las autoridades de manera impostergable rediseñen políticas en materia de seguridad que sean efectivas y eficaces para contener la inseguridad que tanto afecta la paz y tranquilidad de los zacatecanos”, indicó la coordinadora del Grupo Parlamentario del PT en el Senado.

Geovanna Bañuelos coincidió a las autoridades de los tres órdenes de gobierno a fortalecer la presencia de efectivos policíacos y de la GN en los municipios más vulnerables y donde existe mayor presencia de grupos delincuenciales.

“Me preocupa que en los municipios de Monte Escobedo, Loreto, Cuauhtémoc, Villa García, Tepetongo, Apulco, Cañitas de Felipe Pescador y El Salvador, no cuenten con elementos policíacos, lo que representa que 118 mil zacatecanos se encuentran en la completa indefensión”, advirtió la petista.

Desde hace una década, refirió sobre la pugna que mantienen en la entidad los cárteles de Sinaloa, Jalisco, del Golfo y el de los Talibanes-Zetas, tiene aterrorizada a la población; sin embargo, ha sido en los últimos meses cuando los actos sangrientos han escalado de manera exponencial.