CIUDAD DE MÉXICO., 15 de febrero de 2021.- El programa aprende en casa fue evaluado con 8 de calificación, de acuerdo con encuestas realizadas por la Secretaría de Educación Pública y la opinión de los docentes, afirmó Esteban Moctezuma al despedirse como Secretario del sector. 

A unas horas de comparecer ante el Senado de la República para ser ratificado como Embajador de México ente los Estados Unidos. Esteban Moctezuma informó que presentó su renuncia al Presidente de la República para que Delfina Gomez asuma la titularidad de la Secretaría de Educación. 

Moctezuma consideró que de acuerdo datos obtenidos en los exámenes de estudiantes que ingresaron a educación media superior se percibió que no existió una caída de las calificaciones obtenidas por los estudiantes en comparación con años anteriores en donde los alumnos acudían a clases presenciales. 

Los estudiantes que habían dejado de asistir a las aulas debido a la pandemia obtuvieron calificaciones similares a años anteriores en sus exámenes de ingreso a la UNAM o al Instituto Politécnico Nacional. 

Esteban Moctezuma informó que la mayoría de los estudiantes fueron atendidos por los docentes por medio de las clases a distancia sin que se registrara cifras alarmantes de deserción, en donde un 65 por ciento de alumnos recibían lecciones por medio de internet, mientras que el resto utilizó la televisión o el radio. 

En algunas escuelas de país se ha adoptado un protocolo que permite atender a 30 por ciento de estudiantes de manera presencial en el aula y esta modalidad opera en semáforo amarillo de manera voluntaria.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador refirió que Esteban Moctezuma entrega buenas cuentas en la dependencia que dirigió durante dos años y ahora encabezará una de las actividades de mayor importancia de México al asumir al representación diplomática del país ante el vecino del norte.

"Es estratégica esa relación por la vecindad y geopolítica. A Porfirio Díaz de el atribuye la frase: Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos.

"Ahora yo diría: Bendito México, tan cerca de Dios y no tan lejos de Estados Unidos", advirtió para explicar la relevancia de la relación bilateral.