CIUDAD DE MÉXICO, 16 de octubre de 2016.- El atacante del Club Universidad, el uruguayo Matías Britos, culpó al silbante Marco Antonio Ortiz Nava de definir el resultado del encuentro contra Toluca, pues no validó un gol legítimo y no marcó un penal claro sobre él.

“El árbitro decidió el partido; no fueron errores, porque errar es humano y eso está permitido. Nos anulan un gol totalmente legítimo y después no cobrar un penal.

Siempre he dicho que los partidos tienen que definirlos los jugadores dentro de la cancha y no los agentes externos porque demeritan el resultado”, señaló al final del partido.

El director técnico Juan Francisco Palencia, por su parte, adelantó que pedirá a la directiva del club capitalino que hable con la Comisión Disciplinaria para revisar el desempeño del nazareno.

"Fuimos un equipo competitivo, tuvimos muchas opciones de gol, no las marcamos. El penal lo tendría que ver nuevamente, para mí era penal.

El árbitro decide no marcarlo y ya la directiva se encargará de hablar con la gente de la Comisión para ver si fue”, sentenció el estratega.