Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Argentina regresa a crisis: experto de la UNAM

Redacción/Quadratín México
 
| 16 de mayo de 2018 | 8:56
 A-
 A+

CIUDAD DE MÉXICO, 16 de mayo de 2018.- A la crisis argentina hay que aunarle los problemas del tarifazo, conjunto de medidas tomadas por la presidencia de Mauricio Macri para aumentar las tarifas de los servicios públicos.

Un país que se vislumbraba como la estrella en los mercados internacionales hoy está en crisis, Argentina buscó el auxilio del Fondo Monetario Internacional (FMI) para estabilizar su economía sometida a fuertes presiones cambiarias.

El país sudamericano ha tenido que acudir a un rescate del FMI por 30 mil millones de dólares y con ello, “su población recuerda la crisis que vivió en 2001, cuando por dos años Argentina tuvo varios cambios presidenciales”, explicó el doctor Rodrigo Paéz Montalbán, del Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe (CIALC) de la UNAM, de acuerdo a un comunicado.

En ese contexto, el investigador afirma que muchos inversionistas están huyendo del mercado que meses atrás los atrajo, seducidos por las altas tasas de interés, pero que hoy ya no tiene forma de llegar a una estabilidad.

A la crisis argentina hay que aunarle los problemas del tarifazo, conjunto de medidas tomadas por la presidencia de Mauricio Macri para aumentar las tarifas de los servicios públicos, del sector energético y del transporte público, que habían sido subsidiados durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, “lo que nos muestra a un país que no logra resolver sus crisis periódicas, hoy el país sudamericano enfrenta la peor de ellas”, señaló Paéz Montalbán.

La situación que se vive en ese país oxigena y unifica al movimiento peronista, lo que representa posibles amenazas para la estabilidad del gobierno actual en Argentina.