CIUDAD DE MÉXICO, 7 de enero de 2020.-  Al menos dos bases aéreas de Estados Unidos en Irak fueron perpetradas con misiles balísticos, confirmaron autoridades.

Stephanie Grisham, secretaria de prensa de la Casa Blanca informó que el presidente Donald Trump se encuentra monitoreando la situación y consultando con su equipo de seguridad nacional las medidas a tomar.

Los primeros reportes indican que los misiles iraníes lograron destruir varios objetivos militares de las fuerzas estadounidenses en Irak.

Autoridades informaron que fueron entre seis y nueve cohetes los que se lanzaron a la base de Ain Al Assad, que aloja a tropas estadounidenses, en un nuevo episodio de la crisis entre el gobierno de Donald Trump y el iraní.

Todo esto, tras el asesinato de Qasem Soleimani, mando militar de Irán, a manos del Departamento de Defensa estadounidense.