CIUDAD DE MÉXICO, 3 de julio de 2020.- Luego de 110 días parado por la pandemia, este viernes volvió a rodar el balón del futbol profesional de México, en el Estadio Akron.

Gracias a la Copa GNP, la cual fue inaugurada por la nueva franquicia Mazatlán FC y Tigres, en duelo entretenido y con opciones claras de gol, pero sin anotaciones.

Al minuto 41, tras gran jugada de Mazatlán de varios toques, Quick Mendoza, desde fuera del área, bombeó con clase, pero el cancerbero Nahuel Guzmán manoteó y la pelota se estrelló en el travesaño.

Tres minutos después, Tigres respondió, cuando Guido Pizarro disparó, también de fuera del área, de parte interna, por abajo y colocado, pero el arquero Miguel Fraga, estirándose cuan largo es, manoteó a tiro de esquina.

En el segundo tiempo, al minuto 53, Aquino entró al área, se acomodó y tiró con dirección de gol, pero tras el desvío, barriéndose, del defensor Carlos Vargas, el balón se estrelló en el travesaño.

Y al minuto 73, parecía que Mazatlán anotaba el primer gol de su historia, cuando tras centro por derecha, Fernando Aristeguieta ganó la posición, el salto y cabeceó cruzado a un poste. Y así, sin goles, pero emociones, volvió a rodar la pelota en el futbol mexicano.