CIUDAD DE MÉXICO., 7 de febrero de 2020. El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador confirmó que el avión presidencial será rifado para obtener recursos para adquirir equipo médico y fortalecer hospitales pero también está a la espera de un comprador o un arrendatario.

En la conferencia prensa matutina, el Jefe del Ejecutivo dijo que lo que está en puerta es poner la venta 6 millones de cachitos de Lotería que se convertirán en dinero.

“Quien que compra un cachito de 500 pesos se puede sacar 20 millones de pesos” dijo en relación al sorteo que tentativamente sería el 15 de septiembre.

Anunció que se vendarán 6 millones de cachitos con lo que esperan recaudar 3 mil millones de pesos, de los cuales se entregarán en premios 2 mil  millones de pesos.

Con el resto de lo que se obtenga se darán 400 millones a Fuerza Aérea para el mantenimiento del avión por un periodo de dos años, una cantidad será para los billeteros y una parte será para el avaluó de la aeronave.

“Todo esto lo estamos haciendo para no rematarlo, no tenemos prisa, pero el avión seguirá en venta”, informó el Presidente.

Se tiene previsto que durante un año la aeronave pueda ser rentada, en tanto pudiera salir un comprador una vez que se tengan cubiertos los gastos de mantenimiento y avaluó.

El Presidente mencionó que existe una propuesta de renta por un año del avión que ascendería a un contrato de 200 millones de pesos, en tanto se concreta la oferta u aparece un comprador la aeronave estará bajo el resguardo de la Fuerza Aérea.

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval informó que el avión tiene un costo anual promedio de operación por 800 horas de vuelo que asciende a 199 millones de pesos.

De acuerdo a un cálculo del propio Presidente el rezago en infraestructura hospitalaria y en Salud es de 10 mil millones de pesos.