CIUDAD DE MÉXICO, 23 de enero de 2020.- La Línea B del Metro de la Ciudad de México que corre de Buenavista a Ciudad Azteca registró durante la última semana una disminución en la velocidad habitual de los trenes en el tramo de las estaciones San Lázaro a Buenavista y viceversa, debido a labores de mantenimiento en el sistema de pilotaje automático con el que opera.

En este tramo la conducción se modifica a manual, por lo que la circulación es de 35 kilómetros por hora (k/h). La velocidad cotidiana es de 65 k/h.

Los trabajos de mantenimiento consisten en la sustitución de tarjetas electrónicas del actual Sistema de Pilotaje Automático con diseño, componentes nuevos y compatibles.

A su vez, estas acciones marcan el inicio de los trabajos de modernización a largo plazo, para migrar a un sistema de pilotaje con gabinetes tecnológicos actualizados. 

El Sistema de Transporte Colectivo (STC) pide a los usuarios del Metro tomar previsiones en sus tiempos de traslados, sobre todo en las horas de mayor afluencia.

Se exhorta a acatar las indicaciones del personal de Transportación, quienes en las horas de mayor afluencia realizan acciones de dosificación de usuarios, a fin de evitar la saturación de andenes, tal es el caso de las estaciones de correspondencia como San Lázaro y Buenavista.

Además, evitar obstruir el cierre de puertas de los vagones, impedirlo al intentar abordarlo o al hacerlo con mochilas u objetos provoca una serie de daños al sistema de transporte, que va desde el retraso en la circulación de los trenes hasta averías en el sistema electroneumático de apertura y cierre de puertas.

Aunado a ello, produce un efecto carrusel, ya que por cuestiones de seguridad el tren no puede avanzar si éstas no se encuentran completamente cerradas, situación que afecta a los trenes de las estaciones anteriores y subsecuentes.