CIUDAD DE MÉXICO, 2 de marzo de 2021.- El Bloque de Contención en el Senado de la República advirtió que presentará una acción de Inconstitucionalidad en contra de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, que Morena y sus aliados legislativos buscarán aprobar. 

Como senadores de la República, los grupos parlamentarios del PAN, PRI, Movimiento Ciudadano y PRD, insistieron en que se debe escuchar a la ciudadanía y celebrar un Parlamento Abierto.

En conferencia de prensa a distancia, la senadora del PRI, Claudia Ruiz Massieu anunció: “vamos a preparar una acción de inconstitucionalidad y confiamos en que la Suprema Corte sostendrá los criterios que ha venido ya manteniendo en otros medios de defensa también vinculados a la política energética de este gobierno”.

“Desde luego estamos abiertos a trazar una ruta que defienda hasta el último medio a nuestro alcance, los derechos de los mexicanos a tener salud, energía limpia, accesible y un futuro como el que queremos para nuestros hijos”, señaló al advertir que agotarán todos los medios de defensa legal que estén a su alcance.

La priista lamentó que las Comisiones Unidas dictaminadoras se negaron a debatir por mayoría de Morena y aliados, así como rechazó escuchar a la ciudadanía al negarse al celebrar un Parlamento Abierto. 

Reprobó a una mayoría que sin argumentos y con descalificaciones utilizó su fuerza numérica para perpetrar lo que no pueden calificar más que como un atraco a la nación y al futuro de México.

“El proyecto que aprobaron con su mayoría, viola no solo la Constitución, puesto que viola el derecho a la salud, el derecho a un medio ambiente sano, el principio de legalidad y de retroactividad de la ley, la libre competencia y la jerarquía de normas”, dijo la senadora Ruiz Massieu Salinas. 

Agregó que la minuta que reforma diversas disposiciones de la Ley de la Industria Eléctrica viola tratados internacionales, el TIPAT, el T-MEC, el tratado que ya está negociado con Europa y un sinnúmero de acuerdos de protección recíproca de inversiones, y ello le va a generar un daño patrimonial y una pérdida de credibilidad y de confianza al país, inconmensurable. 

“Vamos a tener energía cara y sucia, vamos a comprometer la salud y el futuro de los mexicanos, vamos a perder competitividad y vamos a perder inversión. Eso significa que vamos a perder empleo”, advirtió en nombre del Bloque Opositor.