CIUDAD DE MÉXICO., 28 de agosto de 2020.- Dalia Davila en febrero de este año sufrió el dolor más grande que una madre puede experimentar, una enfermedad le arrebató la vida a su hijo Leo.

Para sobreponerse al dolor y contagiaba por la solidaridad que recibió en los días en que su pequeño estuvo en el hospital, fundó la iniciativa #TodosporLeo que se encarga de brindar alimentos a personas sin trabajo o en situación de calle y ahora instaló un aula en un camioneta para hijos de madres trabajadoras conocida como #RinconcitoDeEsperanza.

El aula instalada por la dueña de la tortillería La Abuela en la calle Tekal en Héroes de Padierna, alcaldía de Tlalpan cuenta con internet y pantalla.

Inicialmente sería ocupada por los hijos de las empleadas de la tortillería pero la demanda creció en la primer semana atendió a seis estudiantes pero recibió solicitudes de más de 50.

La batea de la camioneta, en la que usualmente se transportan alimentos y ropa que se entrega en donación, es desinfectada diariamente y como medida preventiva solo pueden estar juntos hijos de una misma familia.