CIUDAD DE MÉXICO, 11 de marzo de 2019.- El empresario Carlos Slim avala en lo general la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador porque apenas son 100 días del sexenio, aunque recomendó incrementar la inversión que se contempla actualmente.

Considera que el Gobierno federal debería repuntar la inversión del Producto Interno Bruto (PIB) para crecer como necesita el país, tanto con recursos nacionales ahorrados por la austeridad republicana, como con dinero de inversionistas.

Al acudir al informe por los primeros 100 días del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, el líder de grupo Carso, uno de los conglomerados empresariales más grandes de México y Latinoamérica, respaldó las decisiones que se han tomado hasta el momento aunque consideró que se debe incidir más en la inversión para el crecimiento económico del país.

“No podemos seguir sin invertir en la producción de petróleo, y recuperar esos niveles de producción que hemos tenido históricamente”, dijo al concluir el evento.

“El país no está en una crisis, lo que está es en un crecimiento lento y el planteamiento es que crezcamos al doble de lo que se ha crecido y lo veo yo completamente viable e indispensable que lo hagamos... denle tiempo, apenas llevamos 100 días”, afirmó.

Consideró que el Gobierno federal debería subir la inversión de 2.3 a 5 por ciento, sustituyendo gasto corriente a través de la austeridad republicana.

“Que el Gobierno invierta un 5 por ciento y que se requiere para el crecimiento un 20 por ciento más, si pudiéramos invertir 25 por ciento del PIB, el crecimiento rebasaría el 4 por ciento, ahora hay que hacer esa inversión con recursos nacionales y con ahorro externo”, apuntó.

Slim avaló además la Guardia Nacional, que dijo será efectiva, cuando va de la mano de la política social como las becas para Jóvenes Construyendo el Futuro por medio de la Secretaría de Bienestar.

El empresario resaltó además la inversión que se está planteando para el sureste, Guatemala, El Salvador y Honduras que se invierta suficiente actividad económica que detenga en su lugar de origen a la gente.

“Inclusive el Tren del Istmo, el que le llaman el Tren Maya y el que va de Chiapas, que le llaman Soconusco es para que haya mucha actividad económica en esa región”, afirmó.