CIUDAD DE MÉXICO, 30 de junio de 2019.-  La banda neoyorquina Chicha libre se presentó en la Ciudad de México tras 7 años de ausencia, con su estilo amazónico, psicodélico y surf; no podría faltar el género base para reunir estas diferentes mezclas.

La música reúne personas y dentro de la agrupación coexisten distintas nacionalidades como francesa, venezolana, mexicana y americana.

Tras ser la banda estelar para cerrar con broche de oro una noche llena de cumbia y salsa dentro del Foro Hilvana, la agrupación Son Rompe Pera, de orígenes chilangos y con una propuesta más allá del típico cumbión clásico de barrio, abrió el escenario y dejó impactados a la mayoría de la audiencia

.

Son Rompe Pera

Desde Estados de México para el mundo este grupo vino para quedarse, a pesar de que no hay suficiente información ni material audiovisual de Son Rompe Pera viene con una propuesta distinta a las demás al sacar del esquema de la cumbia y la salsa creando su propio género que podría llamarse Punk Cumbia.

Estos chilangos combinaron todo, desde las caras maquilladas como el ex baterista de slipknot Joey Jordison, el vocalista de los Misfits, folklor mexicano, playeras de grupo musicales del genero punk, hasta llegar a tener  una marimba, resultando en una explosiva banda de cumbia salsa punk.

Tocaron y cantaron canciones clásicas dentro de la cumbia guapachosa, siendo así una de las bandas teloneras que superó la gran noche de Chicha Libre.