CIUDAD DE MÉXICO, 31 de marzo de 2019.- Pumas supo aprovechar los errores de sus rivales y terminó por superar a Chivas 2-1 al enfrentarse en el Estadio Olímpico Universitario.

Este domingo, al mediodía arrancó el encuentro de los rojiblancos visitando el hogar de los felinos, quienes tuvieron a Alfredo El Pollo Saldívar como el capitán del equipo.

A pesar de las llegadas de Martín Rodríguez para marcar el primer tanto, no se concretó y fue Carlos González quien logró definir a favor de Pumas con un desborde por la banda izquierda al minuto 26.

Pero la felicidad les duró poco, pues el Guadalajara alcanzó a empatar a uno al minuto 30, con la actuación de Gael Sandoval, quien desde los 11 pasos venció al Pollo Saldívar con un potente disparo.

Al '41, fue Luis Quintana quien luego de una jugada a balón parado anotó un gol, poniendo una vez más a Pumas liderando el encuentro desde la primer parte del partido, ante la inconformidad de la afición de Chivas que exigieron a gritos la salida del timonel José Saturnino Cardozo ante la crisis de puntos que atraviesa el Rebaño.

En el segundo tiempo, Felipe Mora buscaba el tercer tanto con un disparo que terminó por arriba de la meta de Raúl Gudiño, y los felinos parecía que seguían controlando el balón.

Carlos González quiso sorprender también al guardameta rojiblanco con un tiro de larga distancia, que pasó desviado al '75.

Al '78 se registró un peligroso doble disparo, primero fue Alexis Vega, pero Saldívar tapó y en el rebote Josecarlos Van Rankin tiró y la zaga volvió a tapar.

Aunque no fue el mejor partido de Pumas, así terminó el encuentro dejando a los universitarios por encima de las Chivas con dos goles a uno, donde respondieron con la emblemática frase: Gatitos, ¡ni madres!

El ex jugador Ailton Da Silva firmó autógrafos en la tienda de Pumas, ubicada a un costado del Estadio Olímpico Universitario. FOTO: @Pumas