CIUDAD DE MÉXICO, 11 de mayo de 2021.- El presidente Andrés Manuel López Obrador recordó que él fue quien exhibió el pasado 7 de mayo, con tarjeta rosa en mano, al candidato de la alianza Va Fuerte por Nuevo León, Adrián de la Garza Santos, a quien acusó de delitos electorales por dichas prácticas.

Este martes, al ser cuestionado sobre su intervención, reconoció que sí tuvo que ver y que apoya la investigación de la Fiscalía General de la República (FGR) en contra del candidato de la alianza PRI-PRD al gobierno de Nuevo León.

“Cómo no voy a tener que ver, claro que sí, si aquí lo di a conocer, es de dominio público, no podemos ser cómplices”, señaló en conferencia.

Además, dijo que tras anunciarse la indagatoria de la FGR, los grupos opositores “se resgaban las vestiduras”.

“Yo apoyo esa decisión de la Fiscalía, aquí lo denuncié porque es un delito electoral, un candidato repartiendo tarjetas, valiéndose de la necesidad, es una compra de voto encubierta y descarada.

Que se aplique la ley, es delito grave el fraude electoral, sino, para qué se creó la fiscalía electoral, para qué se reformó la Constitución si va a seguir lo mismo, no, aunque se enojen los conservadores hipócritas. Tiene que haber democracia”, advirtió.

Respecto al caso del aspirante de Movimiento Ciudadano, Samuel García, mencionó que si fue la UIF la que presentó la denuncia, pues a partir de pruebas de información”.