CIUDAD DE MÉXICO, 15 de junio de 2017.- Reporteros acudieron a la Fiscalía Especial para la Atención de delitos cometidos contra la libertad de expresión (Feadle) de la Procuraduría General de la Republica (PGR) para clausurarla simbólicamente.

En hojas anaranjadas notificaron la razón: "Clausurado por permitir impunidad".

De esa manera protestaron por la impunidad prevaleciente en los casos de asesinatos de periodistas en México, donde desde 2000 se han asesinado a 108 periodistas y en los cuales la fiscalía ha resuelto en promedio menos del uno por ciento.

A las puertas de la fiscalía acudió una mujer de vestido blanco, pero con marcas rojas, logos de los 43 y amordazada, como símbolo de la libertad de expresión.

Los ventanales de la entrada fueron tapizados con fotos de periodistas desaparecidos o asesinados, uno de ellos Javier Valdez, autor de varios libros, como Narcoperiodismo, fundador de la publicación RioDoce y cuyo asesinato, ocurrido el 15 de mayo pasado, se convirtió en un antes y un después en las movilizaciones de periodistas.

A la manifestación –que partió del Palacio de Bellas Artes a la Fiscalía, en la calle de López, a media calle después de un cruce sobre Juárez– acudieron reporteros que día a día trabajan en la calle o sus redacciones y otros reconocidos por sus libros, como Elena Poniatowska, quien aseguró a Quadratín México que es la peor situación de agresiones contra periodistas en la historia de México y responsabilizó de ello al Estado.

A la manifestación acudieron José Reveles, así como la ganadora del prestigiado premio Pulitzer, Alejandra Xanic, quien exhibió las prácticas de corrupción de Walmart en México para instalar sus tiendas.

También asistieron la autora de Los señores del narco, la periodista Anabel Hernández o el columnista Alberto Barranco Chavarria.

Se hizo un pase de lista de periodistas asesinados y posteriormente el reportero de RioDoce Francisco Sarabia calificó de "elefante blanco" a la fiscalía. Y advirtió que la demanda de justicia seguirá.

Melba Frutos de la Red de periodistas del Noreste, que abarca estados como Tamaulipas o Nuevo León describió que particularmente en el primer estado ha habido secuestros, torturas y asesinatos contra periodistas.

Además, se han lanzado explosivos a instalaciones de los medios de comunicación, por lo que algunos han cerrado para no obedecer al crimen organizado.

"La Feadle no sirve para nada compañeros, los compañeros siguen siendo agredidos", criticó.

Ezequiel Flores, reportero de Guerrero y corresponsal de Proceso, afirmó que en la entidad el nivel de violencia e impunidad va al alza y recordó que hace menos de un mes siete compañeros fueron atacados en una zona donde es imposible ejercer el periodismo.

"En Guerrero se están silenciando zonas completas", alertó, y dijo que las autoridades buscan llevar el modelo de protección federal a nivel estatal, pero previó que no funcionará.

La reportera de Sinaloa, Shaila Arias expuso que ella ha presentado dos averiguaciones previas ante la Feadle sin resultados y criticó que cuando ha sido atendida por algún fiscal solo le preguntan por los mejores camarones de su tierra.

La manifestación concluyó a las 20:40 horas.

+A un mes de muerte de Javier Valdez, periodistas claman justicia en CDMX