CIUDAD DE MÉXICO, 15 de junio de 2019.- México armó una fiesta en su debut en la Copa Oro 2019 en el Rose Bowl, al golear a Cuba 7-0, en un duelo que dominó por completo.

Iniciando el juego, al minuto 3, el Tri marcó el camino, cuando luego de un centro por izquierda de Gallardo, falla de un defensa rival y remate de Jiménez al poste, Uriel Antuna, solo, dentro del área chica, tocó a las redes para el 1-0.

Hasta el minuto 31, cayó el segundo gol verde, cuando Andrés Guardado en tres cuartos de cancha filtró apara Raúl Jiménez, quien, con la pelota rodadita dentro del área, se acomodó y definió ante la salida del cancerbero Sandy Sánchez para el 2-0.

Siete minutos más tarde, luego de un tiro de esquina por derecha pasado, Jiménez remató de parte interna cruzado, el portero cubano desvió y el esférico le quedó a Diego Reyes, quien dentro del área chica sólo tocó a las redes para el 3-0.

Tras un pase raso por derecha, ya dentro del área, de Jiménez, barrida e intento de despeje de un defensa cubano, Antuna la clavó potente y arriba para el 4-0, al 45'.

Ya en el segundo tiempo, al minuto 65, filtraron para Raúl Jiménez, quien dentro del área controló, se acomodó y definió raso al primer palo para el 5-0.

Al 74', con unos minutos en la cancha, pues entró de cambio, Alexis Vega remató como venía, al segundo palo, de parte interna y dentro del área chica centro raso por derecha de Antuna para el 6-0.

Y al 80', luego de un remate de parte interna y al segundo palo de Carlos Rodríguez, y desvío del arquero Sandy Sánchez, Antuna contraremató bajo los tres palos para el 7-0 final.