MORELIA, Mich., 3 de octubre de 2018.- El restaurante Parrilla & Canilla, uno de los más caros de la capital michoacana, se ha convertido en refugio de los integrantes de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso del Estado para las reuniones de trabajo que desean realizar en privado.

El pasado lunes, solo tres horas después de que públicamente firmaron el acuerdo de austeridad, que hasta el momento solo implica la eliminación de tres prestaciones económicas que tienen los legisladores, se trasladaron a ese restaurante que se ubica en la tenencia de Santa María.

Ahí comieron y cenaron ya que la reunión dio inicio a las 15 horas y concluyó casi a las 23 horas, de acuerdo con el acta de la reunión que se hizo pública este martes, como sustento del reparto de las 28 comisiones dictaminadoras y los cinco comités de vigilancia, con la que no está de acuerdo el grupo parlamentario de Morena, pero sí con que las reuniones de trabajo se lleven a cabo con esos lujos.

La tarde del pasado martes volvieron a reunirse en ese exclusivo restaurante los coordinadores de las seis bancadas para tratar el diferendo por el acuerdo de las presidencias de las comisiones y comités.

El coordinador de la bancada de Morena, Alfredo Ramírez Bedolla aseguró que las cuentas de los consumos no se están cargando al Congreso del Estado, aunque, al menos la primera reunión él ya no se encontraba cuando se pidió la cuenta ya que al perder una votación optó por abandonar el lugar, seguido por la coordinadora de la bancada del Partido del Trabajo, Brenda Fabiola Fraga.

Los coordinadores de los grupos parlamentarios del Partido de la Revolución Democrática, Adrián López Solís, de Acción Nacional, Javier Estrada Cárdenas, del Verde Ecologista de México, Ernesto Núñez Aguilar, coincidieron en que cada quien está pagando sus consumos.

Cabe señalar que la Junta de Coordinación Política cuenta con una partida de 250 mil pesos mensuales, aunque nunca ha sido reconocida oficialmente.

Más información en Quadratín Michoacán