CIUDAD DE MÉXICO, 19 de noviembre de 2018.- Convencido de que a través de distintos sectores se puede crear un futuro mejor de la educación, José Escamilla de los Santos, director de Innovación educativa del Tecnológico de Monterrey afirma que en México hay una gran cantidad de talentos que, en ocasiones, lo único que requieren son oportunidades.

Por ello, y en el marco del Quinto Congreso Internacional de Innovación Educativa (CIIE) 2018, el también presidente del comité organizador de este encuentro, advierte que la educación está en un proceso de transformación y este tipo de eventos son una manera de conectar con otras personas que están interesadas en la innovación educativa.

“El talento está distribuido de manera homogénea, lo que no está distribuido de manera homogénea son las oportunidades, pero sí, México tiene muchísimo talento, la región tiene muchísimo talento y pues muchos de estos líderes vienen y se encuentran en este tipo de eventos”, expresó.

Ante estos retos que demandan las naciones, Escamilla de los Santos compartió que actores de instituciones educativas, como docentes, rectores e investigadores se suman cada vez más a estas iniciativas con el interés de aprender y llevarse nuevas herramientas para aplicarlas en su ámbito.

“Con toda esta transformación, todo este movimiento que viene en los aspectos de tecnología pero que también impactan en la economía, en lo social, inclusive posiblemente en los gobiernos como estamos viendo ahora estos cambios en el mundo, se requieren liderazgos y se requieren un tipo distinto de liderazgos”, consideró quien está al frente de Innovación Educativa del Tec de Monterrey desde 2015.

Hacia un futuro mejor de la educación

Al considerar que son estas habilidades que acercan al liderazgo rumbo a la transformación, Escamilla de los Santos detalló que temas como trabajo en equipo, creatividad, inteligencia emocional, motivación o narrativa, a veces tradicionalmente no se enseñan en las escuelas de ningún nivel, pero son fundamentales y cada vez se tiene que hacer más explícito hacia el futuro.

Con la participación de cerca de 3 mil 500 asistentes de 650 organismos, entre instituciones, universidades y empresas, el CIIE 2018 conectará a más de 30 países que del 10 al 12 de diciembre coincidirán en el Tec campus Monterrey y contará con especialistas que abordarán el papel de la tecnología en la educación.

Uno de ellos es Carl E. Wieman, Premio Nobel de Física 2001, quien promueve la enseñanza experiencial y vivencial de la ciencia. Esto, con la finalidad de que, cuando los estudiantes salgan de las aulas, sean capaces de dar soluciones.

“También vamos a tener Rose Luckin, profesora del Instituto de Educación de la University College London, ella es experta en inteligencia artificial aplicada en la educación; ella platicará cómo cambiará el trabajo del docente en el aula, no lo cambiará, pero que el docente dedique más tiempos a los estudiantes, brindando experiencia, o áreas donde el estudiante necesita mayor apoyo”. Agregó que en México, en los próximos 10 diez más de 9 millones de empleos podrían perderse con la inteligencia artificial.

En esta quinta edición, en el CIIE se profundizará sobre cómo las universidades deben preparar a la gente ante el panorama de pérdida de empleo por este futuro de inteligencia artificial.

 “Vamos a tener al rector de la universidad en Texas de Austin, que es Greg Fenves, y nos va a hablar del proceso de transformación de innovación educativa que lleva la universidad pero también del rol que ha jugado la universidad para poner a Austin en el mapa de las ciudades que están haciendo innovación, creatividad, emprendimiento y atracción de talentos”.

“Cómo la universidad puede aportar en este ecosistema conectando con otros actores de la ciudad como pueden ser los gobiernos locales, estatales la cámara de comercio, los festivales, etc…”

A la par de que el Congreso contará con la presencia de destacados investigadores, rectores de importantes universidades como el Tec de Monterrey o de Mondragón, España, compartirán con los cerca de 3 mil 500 participantes la experiencias de estos cambios en sus universidades.

En otro panel, Salvador Alva, presidente del Tec; Pablo Navas, rector de la Universidad de los Andes, de Colombia, e Ignacio Sánchez, rector de la Pontifica Universidad católica de Chile, quienes han creado una red entre estas tres universidades, expondrán los alcances de esta colaboración de cambios de prácticas, innovación educativa e intercambio de alumnos y profesores, así como proyectos de investigación.

Por ello, para Escamilla de los Santos la vinculación entre rectores y universidades es fundamental en esta búsqueda de conexión tecnológica.

“Vamos a tener un segmento especial dentro del Congreso donde estaremos hablando del nuevo modelo educativo Tec 21. David Garza va a dar una conferencia, quien va a presentar la versión final de este modelo que hemos estado desarrollando en los últimos 5 años y que va a estar implementándose ya para los alumnos al 100 por ciento que entran en agosto de 2019”.

El reto: la transformación

 “El reto de cualquier gobierno es definir claramente cuáles son los problemas que queremos resolver, porque estamos inmersos en un mundo de dilemas y luego alinear a todas las personas alrededor de estas soluciones. Para eso necesitamos conectar, trabajar más en equipo”, estimó.

El CIIE, que contará con más de 600 actividades entre paneles, conferencias magistrales, ponencias, presentaciones de libros y talleres, busca con estos espacios dar a la gente la oportunidad de conectar con temas que ellos mismos proponen y trabajan en las mesas de discusión que se realizan con miras a una educación del futuro.

“Este año recibimos mil propuestas de ponencias, de trabajos, y esta es como un 25 por ciento más que el año pasado entonces creció el número de ponencias y tuvimos con una mayor selectividad todo lo que recibimos. Un poco más de 400 trabajos fueron aceptados “.

“Viene gente de todos los nivel, gente de educación básica, media superior, rectores, decanos, educación superior y este año se introduce el tema de aprendizaje para toda la vida (Life is for learning)”.

Finalmente, Escamilla de los Santos reiteró su llamado a creer que entre todos, se puede conseguir esa transformación que requieren las naciones.

“Que se la crean, que entre nosotros podemos crear un futuro mejor de la educación.

Tendrán la oportunidad de aprender, pero también de compartir, de conectar con personas que trabajan en sectores educativos muy diversos  para cargarse de energía y regresar a sus instituciones, a sus regiones y a sus países con las pilas bien cargadas para continuar transformando la educación”, concluyó.