CIUDAD DE MÉXICO, 9 de abril de 2020. — “La Ciudad de México es solidaria”, enfatizó la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, al convocar a las empresas a ser socialmente responsables y evitar despidos de empleados, durante la crisis sanitaria.

Este jueves, durante una videoconferencia de prensa, convocó a los empresarios a cumplir con sus trabajadores en medio de la pandemia por coronavirus Covid 19, aunque evadió entrar en polémicas con representantes de la iniciativa privada.

Explicó que tan solo 10 empresas han despedido a 12 mil trabajadores en la Capital del País, lo que representa el 21 por ciento de las personas que se quedaron sin trabajo, durante las dos primeras de marzo.

“Los despidos se hicieron antes de la declaratoria formal de la contingencia de la emergencia sanitara, las empresas especularon y recortaron su personal, y dejaron desde antes de la emergencia sin empleo”, reprochó la mandataria.

Detalló que entre 600 o 700 empleados, de un día a otro se quedaron sin empleo en algunas compañías, y empresas con 3 mil obreros, se quedaron tan solo con mil.

“Esas son las empresas que me refería ayer (miércoles) y a las que me refiero, no a las microempresas”, dijo.

Aseveró que se ha sostenido un contacto con las empresas, por medio de Soledad Aragón Martínez, titular de la Secretaria de Trabajo y Fomento al Empleo de la CDMX, para conocer las razones de estos despidos, y tratar de ver soluciones.

Sheinbaum evitó contestar al señalamiento del líder nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), puesto que se tiene una estrecha relación con Jesús Padilla, quien encabeza la organización en la Ciudad.

“La amenaza de Claudia Sheinbaum para obstaculizar la operación de empresas en la CDMX, por el hecho de que ajusten su plantilla laboral debido a la crisis del Covid 19 es autoritaria y desde luego ilegal. ¿Querrá erigirse en la inquisición sobre la solvencia de cada unidad económica?”, reprochó Gustavo de Hoyos, presidente nacional  de la Coparmex.

“Lo vamos a hablar con las cámaras, no es una actitud autoritaria, es sencillamente el reconocimiento de la solidaridad que tiene que haber en los momentos más difíciles, la Ciudad de México siempre ha sido solidaria, sus habitantes son solidarios y estamos apelando a ello a las grandes empresas, muchos lo han hecho, increíblemente microempresas están haciendo un todo el esfuerzo para poder mantener a los trabajadores y es muy injusto que empresas de 1 mil trabajadores hayan tomado decisiones de despedir trabajadores a principios de marzo”, reprochó la mandataria capitalina.