SAO PAULO, Brasil., 14 de junio de 2019.- Para Brasil el debut en su Copa América no fue fácil y tuvo que esperar 49 minutos para superar el nerviosismo inicial de cualquier torneo y más como local, y al final venció a Bolivia 3-0, gracias a una buena actuación de Philippe Coutinho y golazo de Everton en el Estadio Morumbí.

En la primera parte del lapso inicial, unos 25 minutos, la selección local empujó al frente, constantemente, pero fallas en el último toque o remate final, así como buenas intervenciones del guardameta boliviano Carlos Lampe, impidieron que festejara la primera anotación en este torneo.

En los siguientes 20 minutos, Bolivia tomó confianza, se defendió mejor y desde su último cuarto de cancha, se hizo impasable; incluso, tuvo algunos desdobles al frente, aunque sin peligro.

Al minuto 49, luego de revisar el VAR por una mano dentro del área de Adrián Jusino, el árbitro marco penal, que cobró Coutinho al fondo de las redes para el 1-0 de Brasil.

En la siguiente jugada, al 53', Coutinho apareció de nuevo, cuando dentro del área chica, sin marca, cabeceó un centro por derecha y sacudió las redes para el 2-0.

Y ya al final del juego, al minuto 85, Everton recibió la pelota por banda izquierda, recortó hacía el centro, disparó potente de pierna derecha y sólo las redes pudieron detener el esférico para el 3-0 final.