CIUDAD DE MÉXICO., 22 de octubre de 2020.- El comisionado Adjunto de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, Robert E. Perez, informó que este año en comparación con 2019 se incrementó en un 26 por ciento el cruce indocumentado de mexicanos hacia el vecino del país de norte.

En conferencia de prensa vía telefónica, acompañado del director de Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, Tony H. Pham,  el comisionado Perez refirió que se tiene el registro de cerca de 300 mil mexicanos, quienes buscaron ingresar de manera ilegal a territorio estadounidense este año, en comparación con los 230 mil indocumentados que fueron detectados en la frontera sur estadounidense en 2019.

A diferencia de otros años, en 2020 se ha notado que la gran mayoría de mexicanos que intentar evadir el muro y a la patrulla fronteriza son hombres adultos en edad de trabajar, quienes buscan ingresar a la Unión Americana por motivos económicos y en contraparte este año se ha notado un descenso de grupos de familias, mujeres y niños.

“De hecho en el 2020, el 53 por ciento de todos nuestros encuentros con ilegales han sido con personas mexicanas”, detalló.

Ante el anuncio de la conformación de nuevas caravanas migrantes y del crecimiento de mexicanos que buscan migrar sin documentos a Estados Unidos, el funcionario aseguró que además de los peligros habituales, como son climas extremos e inseguridad, se suma la amenaza sanitaria por la pandemia de coronavirus.

El año pasado personal del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas aseguró 450 casas clandestinas ocupadas por migrantes ilegales en condiciones de hacinamiento e insalubres, también se rescataron a más de cinco mil personas que se encontraban en peligro en ríos, desiertos, montañas o al interior de remolques,  incluso varios migrantes han sufrido lesiones graves al caer del muro fronterizo.

El director servicio de Inmigración y Control de Aduanas dijo que tras la crisis humanitaria presentada en 2019, cuando cerca de un millón de personas provenientes principalmente de Centroamérica y Sudamérica buscaron ingresar a los Estados Unidos viajando en caravanas, se ha notado una reducción del 53  por ciento debido a las medidas de contención implementadas por países como México para impedir el paso masivo de migrantes.

“Con las mejoras que hemos puesto en la frontera y las alianzas que hemos creado con el Gobierno de México y otros países de América central, hemos visto que los encuentros con migrantes ilegales a lo largo de nuestra frontera sur bajaron a 458 mil en el 2020.

“Nuestras alianzas con México y con los países del triángulo norte nunca han sido más fuertes. Estamos enfrentado una pandemia y una crisis de migración exacerbada con la óptica de ser socios regionales”, apuntó Pham.

Ambos funcionarios migratorios advirtieron a quienes pretendan viajar de manera ilegal a los Estados Unidos replantear esa posibilidad, debido a que Estados Unidos ha fortalecido su muro fronterizo en mas 772 kilómetros e implementado medidas para acelerar la deportación de indocumentados.

“Los migrares ilegales ya no pueden ser liberados dentro de nuestro país, no podrán saltar sin tener consecuencias, se les devolverá rápidamente a sus países de origen.

"Para quienes estén pendientes de una audiencia de inmigración en los Estados Unidos, tendrán que esperar en México durante la duración de este trámite. La realidad, es que los jueces de inmigración de los Estados Unidos encuentran que más del 99 por ciento de quienes solicitan asilo no cumplen con los requisitos, lo cual hace que su viaje sea más peligroso y que no serviría para nada”, aseveró. Pham.

Pham y Perez insistieron en disuadir a las personas que buscan viajar en caravanas, como la que se alista en Honduras, debido a quienes lideran esos movimientos ofrecen falsas esperanzas y ponen riegos la salud al alentar viajes masivos.