SOCHI, Rusia, 15 de junio de 2018.- Con una actuación brillante, Cristiano Ronaldo mostró que solito puede guiar a Portugal a una actuación destacada en Rusia 2018.

En su debut en la Copa del Mundo, CR7 tenía enfrente a una de las selecciones favoritas para llegar a la final, España y le metió tres goles, pese a que su selección es limitada.

Muy pronto, a los cuatro minutos, Ronaldo fue derribado dentro del área por Nacho y el árbitro marcó penal, que cobró él mismo a la izquierda del arquero De Gea para el 1-0.

Veinte minutos después, luego de una gran jugada individual, Diego Costa empató, pero antes de irse al descanso, otra vez Cristiano marco diferencia:

Al 44', recibió en la media luna y le pegó raso, tenía su dificultad pero era controlable para el portero David de Gea, quien falló, por manos de mantequilla, y el balón rodó en las redes para el 2-1.

La Furia Roja reaccionó con mucha garra y en tres minutos dio vuelta al marcador, al 55' y 58', con los goles de Costa, nuevamente y de Nacho.

Pero sólo uno podía cambiar la historia y lo hizo al 88': Cristiano anotó su tercero del juego, un golazo, de tiro libre directo, que superó a la barrera, dejó parado a De Gea y sacudió las redes en la parte alta para el empate final.