CIUDAD DE MÉXICO, 9 de mayo de 2018.- El abogado Virgilio Tanús Namnum aseguró que está en contra de incrementar la tendencia y el uso desmedido del Derecho Penal y que se utilice como primera vía o solución; sin embargo aclaró que no ve mal que estas normas punitivas tengan que intervenir para resolver un conflicto social.

Al presentar su libro Tendencia actual de la política criminal, invitado por el senador del PRI, Teófilo Torres Corzo, refirió que en los últimos 100 años ha habido prácticamente alrededor de un centenar de reformas al Código Penal y le cuesta trabajo creer que dichas modificaciones al marco normativo implican una disminución de penas, pues se incrementan sanciones, se endurecen o se crean nuevas conductas delictivas.

"Es mucho más fácil reformar un artículo que llevar a cabo toda una política social, vende más, pero no es la solución", expuso sobre uno de los puntos que plantea en el escrito.

En sus motivos para escribe este libro, el integrante de la Comisión de Derecho Penal del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México arguyó que no está de acuerdo en la manera en la que se lleva a cabo el Código Penal.

Desde el Senado de la República, presentó la obra que trata de mantener una crítica al Legislativo, por lo que agradeció la apertura de la Cámara Alta.

"Me parecería más prudente darle más herramientas al derecho civil o familiar y no abusar del penal", mencionó sobre una de los juicios que expone.

Abundó que la Política Criminal son todas las políticas públicas que lleva a cabo el Estado con la intención de disminuir los índices delictivos, es decir, combatir o sancionar el delito.

El abogado reiteró el cuestionamiento de si realmente el Derecho Penal funciona para prevenir conductas delictivas, por lo que dedujo que parecería lógico concluir que entonces se necesita más Derecho Penal.

Y el director general de Instituto Nacional de Ciencias Penales, Gerardo Felipe Laveaga Rendón, explicó que la política criminal tiene que ver con el fondo, es decir, qué se castiga y qué no y hasta donde se sanciona.

Al referirse a los tres elementos más le gustó del libro de Virgilio Tanús, destacó la excelente escritura, la manera multidisciplinaria, y el diagnóstico agudo y contundente con la que aborda la expansión del derecho penal, los delitos de peligro y el derecho simbólico.