CIUDAD DE MÉXICO, 25 de octubre de 2016.- La titular de la Secretaría de Gobierno de la ciudad de México, Patricia Mercado, criticó el operativo de retiro de jóvenes en situación de calle de la plaza de La Ciudadela, realizado por la delegación Cuauhtémoc el viernes 21 de octubre.

“Hay necesidad de intervenir en el sentido de delincuencia, pero tenemos que intervenir siguiendo el protocolo de atención a personas en situación de calle”, dijo a medios de comunicación.

Cuestionada sobre si los campamentos de jóvenes en situación de calle se traducen en grupos delincuenciales, como ha dejado entrever el jefe delegacional de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, dijo:

“No necesariamente. Puede haber personas en situación de calle que solamente viven así, en algunas puede haber problemas ligados a delincuencia y tenemos que tratarlo pero de manera separada pero bien, que respete los derechos humanos de jóvenes”, dijo al concluir el evento sobre paridad en la Constitución, celebrado en Plaza Tolsá.

Negó que haya habido desinterés del gobierno capitalino para apoyar a la delegación, e incluso señaló que no les avisaron, y pidió trabajar de manera coordinada.

“La Ciudad de México tiene competencia en relación a personas de calle, no sobre la calle, hay un protocolo. El delegado trae desde hace semanas los campamentos delincuenciales y no es eso”.

-¿Está estigmatizando?, le preguntó una representante de los medios de comunicación.

-Preferiría no hablar –fue su respuesta.

Por su parte el secretario de Desarrollo Social, José Ramón Amieva también criticó que algunas autoridades criminalicen a personas por vivir en situación de calle.

“Me resulta muy doloroso, y lo digo desde el punto de vista de una secretaría que tiene un trabajo muy importante con personas y población en situación de calle, que todavía existan autoridades que piensen que porque éstas personas tienen una vida de calle y presentan un problema de adicciones, tengan que criminalizarse, tengan que ejercer de una manera violenta acciones contra ellos y alejarlos”, señaló.

El desalojo en La Ciudadela fue criticado el mismo día que ocurrió, el 22 de octubre, por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, que calificó el acto de “limpieza social”.

“La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) lamenta las acciones de limpieza social impulsadas por la Delegación Cuauhtémoc y de manera específica, el desalojo que se realizó el día de ayer de las personas que pernoctan en el punto de calle ubicado en la Ciudadela de la Ciudad de México”, se leyó en su comunicado.