VERACRUZ, Ver., 16 de abril de 2019.- Con una travesía que durará 226 días por aguas internacionales, el Buque escuela velero Cuauhtémoc zarpó este martes del puerto de Veracruz rumbo al crucero de instrucción Europa del Norte 2019.

El elegante color que distingue a los marinos y el entusiasta Malecón del puerto veracruzano, enmarcaron la despedida de los estudiantes que se acompañarán en un recorrido por distintos puertos del mundo.

Hombres y mujeres de la generación 2020 participaron en el acto de zarpe del velero, cuya misión es llevar un mensaje de hermandad y, como lo dice su lema: Por la exaltación del espíritu marinero, busca fortalecer las mentes de quienes se embarcan en esta institución que sirve a México.

En su mensaje de buenaventura, el secretario de la Marina, Almirante José Rafael Ojeda Durán convocó a los cadetes a realizar de manera formidable su trabajo a bordo del Buque Cuauhtémoc.

Al agradecer la presencia del secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, el titular de la Marina destacó que la institución está comprometida y les corresponde forjar a una juventud que esté dispuesta a engrandecer al país.

“Sé que harán su trabajo formidable y desempeñarán un extraordinario papel durante el viaje, recuerden también que aquí los esperamos sus seres queridos y compañeros de trabajo”.

“Cadetes de la Escuela Naval militar y del Heroico Colegio Militar, nos congratulamos de este viaje que hoy inician, mismo que esperamos sea no solo una gran experiencia de mar sino enseñanza que puedan aplicar a su vida personal y profesional”, sostuvo ante los jóvenes de cuarto año que este 16 de abril se despidieron de sus familiares por un tiempo.

“Durante los siguiente meses serán parte de esta tripulación dispuesta a llegar a Europa. Les deseo el mejor de los éxitos, que un buen marino se forja con base en retos que ponen a prueba su temple y verdadera vocación”, dijo el secretario de Marina.

A bordo del Buque construido en los Astilleros y Talleres de Celaya, en Bilbao, España y entregado en 1982, el Almirante expresó su beneplácito y dijo que cada milla navegada dejará en los estudiantes una huella imborrable.

“Les deseamos muchos y muy buenos vientos y excelente mar”, culminó en su mensaje.

Carlos Gorraez Meraz, Capitán de navío conminó a los cadetes a representar con orgullo a México en los 15 puertos de las 8 naciones que visitarán.

“El día de hoy se adentran por primera vez en el mundo de las grandes velas y en nuestra tradición marinera, herencia de más de 36 años. Por primera vez saldrán a conocer el mundo desde una perspectiva única como representantes de nuestra institución y de nuestro país en el Embajador y Caballero de los mares”, expresó.

Al término de la ceremonia, los cadetes entonaron el Himno nacional y se colocaron en sus posiciones y recibir la instrucción de zarpe que los adentraría al mar, que será su espacio en 70 por ciento del viaje.