CIUDAD DE MÉXICO., 23 de enero de 2020.- El Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) presentó una mirada al pasado y una interpretación de presente al recopilar en un libro los resultados de mil 100 encuestas en las que consultaron las opiniones de 400 mil personas a lo largo de 10 años, Mexicanos cara a cara, reflejos de una década, es una obra estadística e interpretativa que evidencia cómo se ha comportado la percepción nacional en torno a valores, instituciones, movimientos sociales, política, discriminación, entre otros.

Adriana Berrueto e Isabela Corduneanu son las autoras del libro que explica por medio de datos estadísticos las variaciones de las percepciones, anhelos, miedos, hábitos, contradicciones y creencias de los mexicanos a lo largo del tiempo.

"Encontrarnos cara a cara es compartir, contrastar y construir un diálogo de nuestras opiniones y no sólo los hechos. Una encuesta te habla de percepciones y actitudes, entonces cara a cara es vernos al espejo y contrastar los distintos rostros de los mexicanos, nuestra pluralidad y riqueza como ciudadanos, eso es lo que encontramos en este libro", aseveró Adriana Berrueto.

En la presentación realizada en las oficinas de GCE en Paseo de la Reforma, Isabela Corduneanu refirió que en 2010, ocho de cada 10 mexicanos estaban a favor de un Gobierno de mano dura, mientras que del 2012 al 2017 se mantuvo en un 40 por ciento la idea que la democracia estaba estacada en el país. Sin embargo, en 2018 los datos se revierten al considerar el 56 que los procesos democráticos avanzan.

El punto más alto del pesimismo social en una década, refirió la autora, se registró entre mayo y junio de 2018, cuando 59 por ciento de los mexicanos sostenía que el país estaba detenido, mientras que la opinión cambió en marzo de 2019, coincidentemente a 100 días del nuevo Gobierno federal,  cuando el 67 por ciento sostiene que la nación está avanzando.

De 2010 a 2019, GCE midió la confianza que los mexicanos tienen en las instituciones, la familia, las Universidades y el Ejército, arrojando que en promedio mantuvieron calificaciones aptas a lo largo de este periodo para estos sectores de la sociedad con  9.2, 7.8 y 7.6, respectivamente.

En contraste, la evaluación que hacen los ciudadanos de los partidos políticos, diputados y senadores se ha desplomado en el mismo periodo, llegando a mediciones reprobatorias de 4.6.

Según el análisis contenido en Mexicanos cara a cara, se puede considerar al país como una sociedad que estima los valores tradicionales y los símbolos que mejor encarnan el  ser mexicano,  puesto que Corduneanu refirió que se notaron cambios cuando la figura de la Virgen de Guadalupe ha sido desplazada por la de Benito Juárez.

"La Virgen de Guadalupe pierde el empate que tenía con Benito Juárez en 2010, puesto que en 2019, para seis de cada diez mexicanos, es Juárez quien representa mejor la idea de ser mexicanos”,  condición que según la especialista podría representar la consolidación de los valores laicos entre la población.

Una de las contradicciones que ha prevalecido a lo largo de los años en un país de emigrantes, refiere la investigadora, se centra al considerar que aunque existe una cierta aceptación para acoger a los migrantes centroamericanos, al mismo tiempo nueve de cada diez mexicanos sostiene que el Gobierno debería invertir recursos en ayudar a los connacionales más necesitados en vez de canalizar apoyos a los migrantes.  

La presentación del libro contó con los comentarios de Rossana Fuentes, fundadora de México Media Lab S21, Alejandro Moreno, director de Encuestas y Estudios de Opinión de El Financiero y Ana María Olabuenaga, publicista y autora del libro Linchamientos Digitales.