CIUDAD DE MÉXICO, 15 de octubre de 2019.- En cumplimiento a otra idea presidencial, en la sesión de este martes, el Pleno de la Cámara de Diputados avaló en lo general el dictamen para modificar el nombre del actual Instituto de Administración de Bienes y Activos, por la de Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado y fue turnado al Senado para su ratificación.

Entre críticas de la oposición que calificaron como una ocurrencia presidencial innecesaria, la modificación del nombre a este instituto, Morena y aliados mayoritearon y se avaló con 287 votos a favor, 117 en contra y 31 abstenciones, diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal; de la Ley Federal para la Administración y Enajenación de Bienes del Sector Público.

Así como, del artículo Séptimo Transitorio del Decreto por el que se expide la Ley Nacional de Extinción de Dominio, y se reforman y adicionan diversas disposiciones del Código Nacional de Procedimientos Penales; de la Ley Federal para la Administración y Enajenación de Bienes del Sector Público; de la Ley de Concursos Mercantiles y de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, que apenas se publicó en el Diario Oficial de la Federación el pasado 9 de agosto.

Los legisladores de oposición coincidieron en señalar que esta modificación en el nombre era totalmente innecesaria y solo respondía a las ocurrencias del Presidente de la República, por lo que reiteraron que este dictamen no aportaba nada nuevo ni en beneficio de la población.

La diputada de Movimiento Ciudadano Martha Tagle señaló que esta reforma debería de avergonzar al Congreso de la Unión, pues luego de haber avalado apenas el pasado 9 de agosto la Ley de Extinción de dominio, hoy se hace una reforma a petición presidencial solos para modificar el nombre al ente que lleva a cabo tales acciones.

“Esta es una de las reformas de las cuales el Congreso de la Unión debería sentirse avergonzado, muy avergonzado, porque es una modificación total y absolutamente accesoria, innecesaria. Aquí estamos, en esta Cámara de Diputados, simple y sencillamente cambiándole el nombre para satisfacer los intereses del titular del Ejecutivo, de verdad, que debería darles vergüenza.

Justo cuando hemos discutido y el pasado 9 de agosto apenas se aprobó en esta Cámara de Diputados y todos subieron a hablar a favor del dictamen de la Ley de Extinción de Dominio, hoy resulta que ya lo vamos a reformar porque el presidente quiere que se llame el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado. Algo que es total y absolutamente accesorio”, aseveró.

Mientras que los diputados del PAN, Marcos Aguilar y del PRI, Dulce María Sauri, haciendo mofa de la ocurrencia presidencial y en una crítica mordaz, propusieron que ya que se tenía tanto ingenio se cambiaran los nombres de otras dependencias como el SAT o la Secretaría de Gobernación.

“Cambien el nombre que quieran, usen su mayoría, el pueblo cada vez tendrá más claro que lo que ustedes representan es una simulación; ahora bien, si andan muy creativos y acomedidos, de una vez cambiemos el nombre del Sistema de Administración Tributaria, el SAT, por el del Instituto para Robarle al Pueblo lo Trabajado”, señaló el panista.

En tanto, Dulce María Sauri calificó este dictamen de absurdo y refirió que mientras hay diversos temas de gran relevancia que discutir como la Ley de Ingresos y diversas reformas constitucionales, se discute el cambio de nombre de un organismo descentralizado de la Administración Pública Federal, que por ley tienen personalidad jurídica y patrimonio propio.

“Si se trata de cambios de nombres más afines con el ingenio popular podríamos, en el corto plazo, rebautizar a algunas instituciones, por ejemplo, qué les parece sustituir la aburrida y formal denominación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por la Secretaría Cobrataria.

Y al Servicio de Administración Tributaria, yo también tengo mi propuesta, qué tal si le llamamos el Instituto Chupacabras de los Contribuyentes; y si en vez de la Secretaría de Gobernación la llamamos Secretaría Amor y Paz”, ironizó.