CIUDAD DE MÉXICO, 12 de enero de 2020.- La Federación de Sindicatos de Trabajadores al servicio del Estado, que encabeza Joel Ayala Almeida, señaló que ante la demanda de salud pública, urgen las reglas de operación del INSABI, pues hay desconocimiento e incertidumbre sobre las atribuciones de ese instituto.

Destacó que la definición del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de aplicar en los hechos el derecho constitucional a la salud, se valora cabalmente por la Central de los Trabajadores al Servicio del Estado, desde luego incluyendo al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud, afirmó el líder nacional de la Central FSTSE, Joel Ayala Almeida.

Dijo que lo afirmado con alta difusión por el Presidente de la República, respecto a la gratuidad en la atención médica, incluyendo particularmente que los medicamentos serán gratuitos, son valorados y se definen como un significado crédito al avance de otorgar a los mexicanos una acción de justicia social.

“Ya hemos establecido con anterioridad los criterios firmes que se tienen por parte de la representación de los Trabajadores al Servicio del Estado, de que es la Secretaría de Salud, la responsable de la atención médica asistencial a población abierta a través de su estructura nacional desde los centros de salud, hospitales generales, hospitales de especialidades e institutos de salud dependientes de la propia Secretaría de Salud”, precisó.

Llevar a cabo el cumplimiento fiel de las instrucciones y definiciones emitidas por el Jefe de las instituciones de la República, es responsabilidad del secretario Jorge Alcocer Varela y la propia estructura de la dependencia que encabeza, puntualizó el dirigente.

Asimismo hemos hecho la debida aclaración que el nuevo instituto INSABI, representa una acción de coadyuvancia con las instituciones del sector salud en materia de consolidación en la administración financiera y se ha puntualizado que, de ninguna manera, sustituye a las dependencias que conforman el sector salud.

Argumentó que con gran exigencia, le hemos expresado al director del INSABI, Juan Antonio Ferrer Aguilar que de manera inmediata se den a conocer las reglas de operación con que va a funcionar el nuevo Instituto a su cargo y fundamentalmente su estructura orgánica para evitar lo que acontece hoy en día: desconocimiento e incertidumbre de quienes tienen la responsabilidad tanto federal como estatal de la aplicación de las nuevas atribuciones que ejercerá el INSABI.

La Central FSTSE reitera una vez más que su compromiso histórico fundamental, va dirigido al fortalecimiento de las Instituciones de la República y ahora en específico a la Institución de Salud.

Ayala Almeida puntualizó que la certeza de un cambio estructural presentado por el gobierno federal es precisamente la interpretación cabal de lo que establece la Constitución de la República en los derechos consagrados para cada mexicano.