CIUDAD DE MÉXICO, 28 de julio de 2021.- International Personal Finance (IPF), grupo financiero líder mundial en préstamos personales a domicilio, del cual forma parte Provident México, dio a conocer su informe de resultados financieros al primer semestre de 2021. Aprovechando el impulso alcanzado en la segunda mitad de 2020, el Grupo logró un sólido desempeño comercial en el primer semestre del año, a pesar del desafiante panorama operativo causado por la pandemia actual de Covid 19. 

En el primer semestre de 2021, la ejecución de la estrategia de IPF para reconstruir su negocio supuso una mejora significativa en el rendimiento financiero del Grupo, con un beneficio antes de impuestos de 43,3 millones de libras esterlinas, como resultado de un mejor desempeño de la cobranza, la buena calidad crediticia de préstamos nuevos y la optimización de costos operativos.

IPF informó que el desempeño de cobranza del Grupo se mantuvo sólido en la primera mitad del año. Asimismo, la evolución positiva en factores como el contexto macroeconómico, confianza en la calidad de la cartera y flexibilización en la configuración crediticia, generaron 25 por ciento de crecimiento del crédito emitido durante el primer semestre; esto de la mano con la relajación en las restricciones por la pandemia  y el creciente apetito de los consumidores por nuevos créditos.

Destacó que, aunque el número de clientes se contrajo un ocho por ciento interanual, la decisión de respaldar los ingresos de sus agentes durante la pandemia ayudó a mantener las relaciones con los clientes e impulsar el crecimiento de sus operaciones.

En México, Provident también logró un mejor desempeño operativo en la primera mitad del año, impulsado principalmente por una cartera crediticia estable, una base de costos más baja, y la adecuación en la escala del negocio. 

El enfoque en renovaciones y el impacto de los ajustes crediticios resultantes de los importantes desafíos continuos ante el Covid 19 llevaron a una contracción del siete por ciento en el número de clientes año tras año. Sin embargo, el aumento de la demanda de crédito a partir de abril resultó en un crecimiento de clientes en el segundo trimestre del año, acompañada del aumento en 30% por crédito emitido interanual.

Respecto a su división global de préstamos digitales, IPF Digital, reportó una mejora de £14.9 millones en las ganancias antes de impuestos, impulsada por un deterioro significativamente mejorado y una reducción en los costos. El desempeño de cobranza continuó siendo sólido, impulsado por préstamos de mayor calidad y procesos robustos de recuperación, que resultaron en una mejora de 19.3ppt en el deterioro anualizado como porcentaje de los ingresos de 45.4 por ciento al cierre del año 2020.

Gerard Ryan, CEO de IPF, destacó: “Nuestro negocio juega un papel muy importante en la sociedad al brindar crédito de manera responsable a quienes no cuentan con servicios bancarios o están desatendidos y, en un contexto desafiante, nuestros equipos han trabajado arduamente para atender a nuestros clientes de manera segura y reconstruir nuestro negocio. Me complace mucho informar que mejoró significativamente el rendimiento financiero en la primera mitad del año. La demanda de crédito está comenzando a recuperarse en nuestro segmento y estamos bien posicionados para satisfacer la importante demanda a largo plazo de crédito asequible de los consumidores a los que servimos y brindar valor a largo plazo a nuestros accionistas”.