CIUDAD DE MÉXICO, 25 de enero de 2018.- La Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), presentó los tres pasos a seguir para la reconstrucción de edificios de vivienda multifamiliar afectados por el sismo del pasado 19 de septiembre en la Ciudad de México.

El primer paso será la certificación de derechos de reconstrucción para afectados en donde se reconozcan las características originales de los edificios de vivienda colapsados, informó en conferencia de prensa el titular de la secretaría, Felipe de Jesús Gutiérrez.

El siguiente paso será el certificado único de zonificación del uso de suelo en la modalidad de reconstrucción de vivienda; será ahí donde se revisarán y aprobarán los proyectos de reconstrucción con viviendas adicionales que permitan financiar las viviendas originales y que resultaron colapsadas, y un número adicional.

De acuerdo con la ley de reconstrucción, los nuevos edificios tendrían hasta 35 por ciento adicional de potencial constructivo e incluso se podrá construir -de manera opcional- una planta baja comercial. De esa manera se podrá financiar parte de los departamentos de los afectados por el terremoto.

El tercer paso será la manifestación de reconstrucción de vivienda; en este se ofrecerá a los afectados acompañamiento y asesoría permanente desde el comienzo de las obras, hasta llegar a obtener la autorización de uso y ocupación de lo que será el nuevo inmueble.

“Sí hay una reducción sensible en pasos, no pagarían derechos y aprovechamientos que habitualmente se dan en la aplicación del código fiscal, los tiempos se acortarían sensiblemente, la idea es que este procedimiento le ayude a los afectados a tener lo más rápido posible una vivienda de reposición”, expresó el funcionario capitalino.

El tercer paso se podrá realizar a través de un formato único para la reconstrucción de vivienda con el objetivo de acortar tiempos, por lo que no se requerirá de la documentación para llevar a cabo esta etapa.

Beneficios fiscales

Según el documento “Tres pasos para la reconstrucción de edificios de vivienda multifacética afectados el pasado sismo del 19 de septiembre 2017”, los tres pasos incluyen la exención de los siguientes pagos fiscales:

-El referente a la instalación, reconstrucción, reducción o cambio de lugar de tomas para suministrar agua potable o agua residual tratada y su conexión a las redes de distribución del servicio público, así como por la instalación de derivaciones o ramales o de albañales para su conexión a las redes de desalojo.

-El pago por la autorización para usar las redes de agua y drenaje o modificar las condiciones de uso, así como por el estudio y trámite, que implica esa autorización.

-El pago por el registro, análisis y estudio de manifestación de construcción tipos "A", "B" y "C".

-El referente a los servicios de alineamiento de inmuebles sobre la vía pública.

-El pago de los servicios de señalamiento de número oficial de inmuebles.

-Los pagos referentes a servicios de expedición de certificados, licencias, estudios y dictámenes relacionados con la construcción de viviendas.

De acuerdo con un censo levantado por la organización Damnificados Unidos CDMX, de los inmuebles afectados por el terremoto, 53 por ciento son edificios y el porcentaje restante casas-habitación.