CIUDAD DE MÉXICO, 18 de septiembre de 2019.- Luego de reunirse con padres de los 43 desaparecidos, el fiscal de la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo, informó que se comprometieron a una investigación independiente, objetiva, clara, que rompa con esa narrativa que se ha venido creando en los años pasados. "Nosotros vamos a empezar de nuevo".

Añadió que, en la reunión que también estuvo el fiscal general de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, se decidió iniciar desde una base sólida, limpia, en dónde "quitemos todas estas irregularidades y delitos que se cometieron en contra de personas que incluso fueron inculpadas, que es una parte de la continuidad de lo que significa el delito de la desaparición forzada".

Destacó que los padres, concretamente, le pidieron que no se liberen a más personas. "Nosotros estamos atendiendo los procesos, les estamos haciendo frente y en función de eso vamos a hacer llegar y de ser necesario que a los propios juzgadores para que ellos tomen sus decisiones".

Atacarán los procesos, "de entrada, por ejemplo, estamos impugnando inmediatamente todas las resoluciones que están saliendo. Creemos que hay elementos de prueba que tienen que ser valorados por la propia autoridad jurisdiccional. Nosotros vamos a hacer llegar todos esos medios de prueba y en función de eso, ellos tomarán sus decisiones".

Subrayó que son investigaciones que fortalecen, haciéndolas mucho más claras y objetivas para tener resultados que son los que realmente necesitan los familiares de las víctimas y sobre todo, México.

"Necesita que esta investigación se aclare, se limpie, se subsane, se sanee de todo lo malo que se ha hecho", reconoció Omar Gómez Trejo.

Y aceptó que son muchos los funcionarios que son investigados, puesto que han actuado en los distintos grados de responsabilidad que señalarán poco a poco.