CIUDAD DE MÉXICO, 16 de octubre de 2020.- El exaspirante a la dirigencia nacional de Morena, Gibrán Ramírez Reyes, anunció el respaldo de su proyecto a las candidatura del diputado federal Mario Delgado Carrillo, con quien coincide en la necesidad de unir al movimiento para comenzar la organización de cara a las elecciones de 2021.

En conferencia de prensa conjunta, el representante de Un pacto desde abajo comentó que para Morena es tiempo de definiciones y luego de entablar un diálogo con Mario Delgado tomó la decisión de apoyarlo en la recta final de la contienda por la dirigencia del partido. 

“En este momento es tiempo de privilegiar la unidad y la construcción del futuro. Lo peor que podría pasarle al partido es seguir en la parálisis. De modo tal que hemos llegado a un acuerdo con el candidato Mario Delgado para apoyarlo a la dirigencia nacional de Morena, al mismo tiempo que se ha comprometido a suscribir nuestro programa”, expresó.

Por su parte, el candidato Mario Delgado Carrillo reconoció la aportación de ideas de Ramírez Reyez y las propuestas para organizar al movimiento y que sea un motor de la transformación. 

“Hemos coincidido en que se pueden tener diferencias, pero podemos tener una convivencia fraterna, porque no estamos en la disputa de los cargos, estamos en algo mucho más grande, estamos persiguiendo el ideal de la transformación”, dijo.

Delgado Carrillo agregó que son conscientes de la responsabilidad que tienen frente a más de 30 millones de mexicanos que depositaron su esperanza de cambio en Morena “y que ahora, como partido, nos toca organizarnos para que en la cita electoral del 21 garanticemos que esta voluntad de cambio del pueblo de México encuentre una respuesta política adecuada y pueda seguir adelante”. 

“Agradezco a Gibrán su coincidencia con la unidad, sabemos que es lo más importante, que tengamos un diálogo respetuoso, honesto, que nos escuchemos, que nos reencontremos y que hagamos un solo equipo, ésa es la propuesta”, dijo. 

Mario Delgado reconoció que Gibrán Ramírez entendió que la organización del partido se hace como lo ha venido haciendo él mismo, yendo con la gente, recorriendo el país, para plantear una dirigencia itinerante, como lo enseñó Andrés Manuel López Obrador. 

“Porque justamente el activismo político, la acción permanente, el movimiento con la gente es lo que detona el cambio de la conciencia, es lo que hace despertar al pueblo de México y es lo que tenemos que recuperar de inmediato en Morena rumbo al 21”, expresó. 

Mario Delgado y Gibrán Ramírez enunciaron los cinco principales compromisos que asumiría la nueva dirigencia:

Uno. La generación de un departamento de encuestas sólido y científico.

Dos. El observatorio de cargos electos de Morena y su congruencia con el programa y los principios de la Cuarta Transformación.

Tres. Reconocer que el sujeto político revolucionario de nuestra época se llama mujer y abrir espacios para promover la representación política de las luchas encabezadas por mujeres.

Cuatro. Una coordinación nacional de alcaldías y presidencias municipales.

Cinco. La reorientación, el impulso y el fortalecimiento de la formación política en todo el país.