GUADALAJARA, Jal., 23 de febrero de 2021.- Según las estadísticas de Covid 19, ocho de cada diez personas que mueren por esta causa, fallecen en su domicilio en el estado de Jalisco.

Esta situación de dolor y confusión para cientos de familias, la aprovechan ministerios públicos y policías municipales, para amedrentar y extorsionar a funerarias, hasta por tres mil 500 pesos, tratando de imponer médicos certificantes y paquetes funerarios.

“Tanto los policías y el ministerio público llegan pidiendo el contrato de la funeraria, y cuando ven que no pueden meter un servicio de las personas para las que trabajan, entonces ya va la extorsión de lo del certificado con ellos en tres mil 500 pesos, le ha pasado aquí al personal de conmigo”.

Este es uno de los testimonios de trabajadores y dueños de funerarias que llegan a Quadratín Jalisco, donde, de acuerdo a sus voces, tienen conocimiento de entre 15 y 20 casos de este tipo de anomalías.

Denuncian públicamente ser víctimas de estos servidores que ofrecen el servicio como si se tratara de funerarias establecidas, cuando esa no es su labor.

Más información AQUÍ