JUCHITÁN, Oax., 11 de febrero de 2019.- Con la petición de que el crimen no quede impune, familiares, amigos y activistas de la comunidad LGBT despidieron este lunes a Óscar Cazorla, quien dio un fuerte impulso a los derechos de la comunidad homosexual, mejor conocidos como muxes.

El activista fue hallado en su domicilio, en Juchitán de Zaragoza, con huellas de violencia la mañana del domingo.

El crimen conmocionó a la comunidad lésbico-gay, debido a que Cazorla era muy estimado por su activismo y la organización de las Intrépidas buscadoras del peligro, un grupo que dedica su tiempo a promover diversos valores.

Uno de los más grandes legados es la vela Muxe, de la que fue fundador junto con otros miembros de la comunidad. 

Más información AQUÍ