CIUDAD DE MÉXICO, 19 de junio de 2021.- Durante un cateo en un domicilio de Iztapalapa, 10 personas fueron detenidas, entre ellas tres menores de edad; además, se aseguraron tres armas de fuego, más de dos kilos de marihuana, cerca de 145 dosis de lo que podría ser cocaína en polvo y piedra, cristal y aproximadamente 100 bolsas con cierre hermético, con posibles metanfetaminas.

La orden de cateo fue ejecutada por personal de la Fiscalía General de Justicia (FGJ), en coordinación con elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), ambas de la Ciudad de México, apoyados por elementos de la Guardia Nacional (GN).

Con base en las indagatorias se sabe que uno de los detenidos está identificado como probable líder de una célula delictiva y está relacionado con una carpeta de investigación, iniciada en 2015, por la probable comisión del delito de homicidio.

Luego de recibir denuncias ciudadanas sobre la probable distribución de narcóticos en un predio de la colonia Buenavista, y la previa detención de una persona, el agente del Ministerio Público reunió pruebas suficientes para solicitar a un juez la orden de cateo, misma que fue concedida.

Dicha diligencia se ejecutó, además, con el apoyo del Grupo Especial de Reacción e Intervención (GERI), y como resultado fueron detenidas cinco mujeres, dos hombres y tres menores de edad; se aseguraron dos armas calibre .38 y otra 9 milímetros, con un total de 15 cartuchos útiles.

Respecto al posible narcótico, se aseguraron cerca de dos kilos de vegetal verde con características propias de la marihuana y aproximadamente 58 dosis de la misma sustancia; cerca de 95 dosis de lo que podría ser cocaína en piedra y aproximadamente 50 en polvo; al menos 80 gramos de lo que podría ser cristal y cerca de 82 dosis de la misma sustancia, así como probables metanfetaminas distribuidas en 100 bolsas con cierre hermético.

Los adultos fueron trasladados ante el agente del Ministerio Público de la Fiscalía de Investigación Territorial en Iztapalapa, mientras que los menores de edad fueron llevados a la Fiscalía de Justicia Penal para Adolescentes; los indicios quedaron a disposición del representante social.

Cabe destacar que dicha diligencia se llevó a cabo conforme a los protocolos de actuación policial y en apego a los derechos de los detenidos; el inmueble quedó asegurado para efectos de posibles diligencias, dentro de la carpeta de investigación iniciada por delitos contra la salud, en su modalidad de posesión con fines de distribución.