CIUDAD DE MÉXICO, 21 de julio de 2019. — En el marco del Día del Perro, la Secretaría de Marina – Armada de México reconoce la incansable labor de los caninos navales que, con gallardía y espíritu de servicio, trabajan día con día de la mano de su manejador, para salvaguardar la vida humana de los mexicanos y apoyar en casos y zonas de desastre.

Estos elementos caninos, que con sus acciones enaltecen a la Institución, llegaron para brindar seguridad a las familias, en el mar y en la tierra, tal es el caso de Odile, un perro de raza mestizo que fue adoptado por la Segunda Zona Naval con sede en La Paz, en Baja California Sur, procedente de San José del Cabo.

Según explica un comunicado, este canino formó parte de la Gran Familia Naval, después de ser encontrado por personal militar que efectuaba labores de recuperación en apoyo a la población civil, por las afectaciones ocasionadas por el paso del Huracán ODILE en citado lugar.

El can bautizado con citado nombre en honor al huracán, tenía aproximadamente dos meses de vida, cuando llegó a la Estación Naval de Búsqueda, Rescate y Vigilancia Marítima (ENSAR) de La Paz, donde al visualizar a los elementos navales en sus ejercicios de práctica, mostró interés por la natación, por lo que fue incorporado a la rutina de deporte con el personal y se le entrenó en labores de rescate acuático.

Odile está capacitado en salvamento acuático y constantemente apoya en las labores de rescate marítimo desde hace más de cinco años.

Por otra parte, en Ensenada se encuentran Sar y Docky dos perros de la raza pastor belga malinois, adscritos a la Estación Naval de Búsqueda, Rescate y Vigilancia Marítima de esa misma localidad, quienes fueron donados por los scouts y gracias a su fuerza pueden remolcar hasta dos personas.

Estos caninos navales que actualmente cuentan con cinco años de edad apoyan activamente en las actividades que desempeña esta Institución, que permiten salvaguardar la vida humana en la mar.

Ecko y Evil son dos jóvenes pastores belgas malinois que pertenecen al equipo de Búsqueda y Rescate Urbano del Cuartel General del Alto Mando, se destacan por su vigor, agilidad e inteligencia, ambos participaron activamente tras los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017 en la capital del país, asimismo durante el año pasado tuvieron importantes participaciones a nivel internacional.

Evil tuvo una destacada participación en los ejercicios multinacionales RIMPAC 2018, mientras que Ecko dio muestra de su gran adiestramiento ante el Comando Norte en días recientes en ejercicios de búsqueda técnica.

A nivel nacional, ambos participaron en el Quinto ejercicio nacional de equipos de búsqueda y rescate urbano (USAR), en Melaque, Jalisco en el 2018 y de igual manera es de destacar que ambos están certificados ante el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) en estándares de competencia para perros de rescate, siendo los únicos caninos con dicha certificación.

La Secretaría de Marina-Armada de México reconoce la labor de nuestros caninos que han sido parte fundamental en eventos que ya registra la historia a nivel nacional e internacional, apoyando en la salvaguarda de la vida humana en la mar y en la tierra; refrendamos nuestro agradecimiento y cariño al mejor amigo del hombre e invaluables elementos Navales como ellos.