CIUDAD DE MÉXICO, 4 de enero 2018.- Este jueves se festeja el Día del Periodista y la Fundación Fernando Mora Gómez A.C., lamentó que en este 2018 “no tenemos nada que festejar, ya que 2017 ha sido registrado como el año más violento en la historia de nuestro país para el ejercicio periodístico”.

Durante el 2017, se contabilizaron 16 asesinatos a periodistas o comunicadores, relacionados con su labor profesional; aunado a un elevado número de amenazas, desapariciones, intimidación y ataques a la libertad de expresión y al ejercicio profesional.

La Fundación presentó un reporte de los escasos avances que se han tenido en las investigaciones de los asesinatos a periodistas el pasado año y de acuerdo a su análisis se ve reflejada la lentitud de las autoridades en las investigaciones a nivel estatal, y la falta de recursos para la Fiscalía de Especializada en la Atención de Delitos cometidos en contra de la Libertad de Expresión (Feadle); así como la falta de recursos para el Mecanismo de protección a periodistas.

“Un fenómeno, que ocurrió a lo largo del 2017, es que los periodistas que han perdido la vida, se ven vinculados con crímenes de narcotráfico, o inmiscuidos de manera sospechosa en crímenes forzados, con el objetivo de criminalizarlos en sus expedientes. O en el más sencillo de los casos, las Fiscalías toman por bandera la criminalización del periodista, para evadir sus responsabilidades”, denunció.

“Es importante mencionar que se logró un acercamiento serio con organizaciones gremiales por iniciativa del la Fundación, como la Asociación Nacional de Locutores de México, la Federación de Asociaciones de Periodistas de México, el Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, y el Club Primera Plana, Academia Mexicana de Comunicadores y Periodistas; con la FEADLE, y ahora se abren carpetas de investigación en todos los casos, en tanto se determina la competencia, lo que se traduce en un interés y seguimiento, que obliga a las instancias municipales y estatales ha llevar a cabo investigaciones”, agregó.

La Fundación señaló que existe la preocupación por mantener la unidad del gremio periodístico, así como los ataques a la libertad de expresión y el libre ejercicio periodístico en México.

“Es por eso que para este 2018, deseamos que la ley sea preventiva y no reactiva, con el propósito de prevenir y disminuir los ataques a la Libertad de Expresión y el ejercicio periodístico”, señaló.

“Se requiere la independencia de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión en el ámbito federal, y de las Agencias Ministeriales, ya que esto daría agilidad a las investigaciones e integración de los expedientes, lo que se traduciría en apoyo a los periodistas; y en el mediano y largo plazo esto consolidaría la Libertad de Expresión en México, fortaleciendo la democracia”, concluyó.