CIUDAD DE MÉXICO, 27 de abril de 2020.- Pese a no haber fecha de reunión, el presidente de la Comisión de Justicia del Senado de la República, Julio Ramón Menchaca Salazar, aseguró que están en toda la disposición de reanudar la discusión para la regulación de la cannabis y lograr la pacificación del país.

“Es una decisión trascendente para el país”, sentenció el senador de Morena para cuando las condiciones lo permitan.

El morenista considera que la regulación brindará una enorme posibilidad de opciones económico-productivas, especialmente a los campesinos, quienes podrán utilizar el cáñamo para distintos usos industriales.

El Congreso debe regular la cannabis debido a una serie de resoluciones que tuvo la Suprema Corte de Justicia de la Nación para amparar a personas que, anteponiendo el libre desarrollo de la personalidad, fueron protegidos por la justicia federal para poder tener acceso a cannabis.

Para esto, la Cámara Alta atendió una docena de iniciativas y realizó ejercicios de Parlamento Abierto, a través del cual participaron científicos, estudiosos del tema, empresarios, consumidores y personas preocupadas por este tema, recordó Menchaca Salazar.

Como resultado, se construyó un dictamen, el cual ya fue aprobado en lo general, sin embargo, aún está pendiente la discusión de una serie de reservas para aprobar la Ley en lo particular, debate que se realizará en una segunda reunión de las Comisiones Unidas de Justicia, de Salud, de Estudios Legislativos.

Agregó que la producción y consumo de la mariguana estarán dentro de un marco fiscal, por lo que podría generar una gran cantidad de ingresos fiscales, los cuales son indudablemente necesarios en estos días.

El proyecto de ley establece la portación de hasta 28 gramos, a diferencia de los cinco que delimita actualmente la Ley de Salud. “La Ley establece que se podrán portar cinco gramos, pero no dice dónde la va a comprar, dónde la va a adquirir, en fin, queda muy difusa esa disposición” refirió.

Establece ciertos plazos, por lo que antes de permitirse el libre uso de la sustancia deberán instaurar ciertas condiciones y reglas, además de la instalación del Instituto Mexicano de Cannabis, el cual generará los permisos y las licencias.

La Legislatura actual tiene la oportunidad de aprobar la regulación del cannabis y lograr la pacificación del país, pues la producción ilegal de esta planta ha constituido mafias con un enorme poder económico que le han causado a México violencia e inseguridad, señaló el senador de Morena.

No sólo se trata de un asunto de paz y seguridad social, sino también de salud y de derechos humanos, “tenemos esta oportunidad y la vamos a aprovechar”, apuntó el presidente de la Comisión de Justicia del Senado de la República.