ACAPULCO, Gro., 03 de diciembre de 2020.- Más de 500 personas que participaban en una fiesta de 15 años fueron dispersadas la noche del miércoles en una calle del poblado de Puerto Marqués, Acapulco, Guerrero.

De acuerdo con un boletín, el director del Centro de Atención y Protección al Turista (CAPTA), Jondalar Castillo Ledezma, explicó que luego de recibir una denuncia ciudadana arribaron para desactivar el festejo por alto riesgo de contagio de Covid 19.

Al lugar llegaron más de 100 elementos de las diferentes corporaciones de seguridad que conforman el Grupo de Coordinación Territorial para la Construcción de la Paz, en apoyo al personal de Protección Civil y Bomberos, Reglamentos y Espectáculos, Vía Pública.

El funcionario municipal dijo que en estricto apego a las indicaciones de la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, se dialogó con los organizadores de la fiesta y los concientizaron sobre las consecuencias de llevar a cabo este tipo de eventos masivos ante la pandemia.

Más información AQUÍ