CIUDAD DE MÉXICO, 7 de septiembre de 2021.- Un pandeo de vigas por faltante del material, así como exposición de este para el cual no fue diseñado, habrían derivado en el colapso de un tramo de la Línea 12 del Metro el pasado 3 de mayo.

Así lo anunció este martes la empresa DNV en el dictamen por el caso del derrumbe que dejó 26 muertos.

En conferencia de prensa, autoridades capitalinas recibieron el dictamen, en el que se detalla que, “los resultados del análisis indicaron que el colapso ocurrió como resultado del pandeo de las vigas norte y sur facilitada por la falta de pernos funcionales en una longitud significativa, lo que causó que parte del tramo elevado perdiera su estructura compuesta”, detalla parte del informe.

Como resultado de esto, la estructura compuesta estaba operando como dos vigas paralelas independientes, una de concreto y la otra de acero, que experimentaron condiciones de carga para las que no estaban diseñadas, creando condiciones para la distorsión del marco transversal central y la iniciación y propagación de grietas de fatiga que redujeron aún más la capacidad de la estructura para soportar la carga.