CIUDAD DE MÉXICO, 11 de noviembre de 2019.-  El enemigo no es el Estado ni ningún gobierno que se empeña en hacer cumplir la ley sino los criminales “y hacia ellos debemos enfocar las baterías conjuntamente”, sin intereses personales ni búsqueda de dividendos políticos.

Así lo aseveró este lunes el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, al encabezar la segunda reunión regional de la zona centro de la Conferencia Nacional de Seguridad Pública y Seguridad Pública Municipal, en compañía de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum. Al destacar la importancia de sumar esfuerzos para hacer un frente común contra los criminales, el secretario de Seguridad aseguró que en este gobierno no hay interés de empoderar socialmente a los líderes de las organizaciones criminales al presentar las detenciones en pantallas de televisión, lo que anteriormente provocaba que estos se convirtieran en modelos a seguir para los jóvenes.

Expresó que la nueva estrategia de seguridad centra sus esfuerzos y recursos en entender y atender las causas del fenómeno, así como frenar y revertir el impacto de las dinámicas violentas que son producto de la marginalidad y exclusión social.

El secretario Alfonso Durazo indicó que esta estrategia incluye diversas acciones, entre las que se encuentra el combate a la corrupción, la capacitación de los cuerpos de seguridad, la inteligencia financiera para combatir la fortaleza económica de las organizaciones criminales, la regeneración ética de la sociedad con un gobierno austero, socialmente comprometido y una ciudadanía participativa, y con la Guardia Nacional, un instrumento de trascendencia histórica que tiene ya 72 mil elementos desplegados en el país.

El titular de la SSPC resaltó que nuestro país no necesita una intervención militar de otra nación para enfrentar a los delincuentes, ya que “la experiencia histórica nos demuestra que las únicas determinaciones que han cambiado a México en sentido positivo son las que surgieron al interior de su propio pueblo basadas en su historia, su cultura, su solidaridad, su generosidad y voluntad de prevalecer”.