CIUDAD DE MÉXICO., 22 de julio de 2021.- El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó que en la primera quincena de julio de 2021 el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una inflación de 0.37 por ciento respecto a la quincena inmediata anterior; con este resultado la inflación anual se colocó en 5.75 por ciento.

En igual periodo de 2020 las cifras fueron de 0.36 por ciento quincenal y de 3.59 por ciento anual. 

El índice de precios subyacente presentó un incremento de 0.31 por ciento quincenal y de 4.64 por ciento anual; por su parte, el índice de precios no subyacente subió 0.55 por ciento quincenal y 9.24 por ciento anual. 

Al interior del índice de precios subyacente, a tasa quincenal, los precios de las mercancías aumentaron 0.37 por ciento y los de los servicios 0.24 por ciento. 

Dentro del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios crecieron 0.33 por ciento y los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno lo hicieron en 0.72 por ciento quincenal. 

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, refirió desde su conferencia en Palacio Nacional, que se ha dado un "ligero" aumento en la inflación como consecuencia de este indicador en Estados Unidos.

"En cuanto al peso sigue sin devaluarse, desde que estamos en el Gobierno no se ha dado una devaluación a pesar de la pandemia, incluso llegamos a estar a 25 pesos por dólar ahora estamos a 20 pesos con 15 centavos, lo cual uno se había visto en otros Gobiernos", refirió al hacer un balance sobre la situación del empleo en México.

El Presidente consideró que en Estados Unidos persiste una grande demanda de bienes pero existe poca oferta lo cual incentivo la inflación.

"La gente en Estados Unidos tiene dinero pero si van a comprar un refrigerador tiene que esperar para que se los entreguen, igual si quieren comprar un vehículo nuevo tiene que esperar, tienen el dinero pero no tienen la producción suficiente por la pandemia",expuso.

Al mismo tiempo, consideró que México tiene una gran oportunidad para producir bienes para colocarlos en el mercado de Estados Unidos porque la otra alternativa es que los puertos estadounidenses siguen acumulando mercancías de China.