ZUMPANGO, Edomex, 11 de septiembre de 2019.- Karen Vanessa Velázquez es la primera mujer piloto en la Fuerza Aérea en tener bajo su mando un avión de combate F5; la teniente forma parte de la segunda generación de mujeres pilotos aviadores del instituto armado.

"Me siento muy orgullosa, veo que mi trabajo diario ha rendido frutos y me gustaría invitar a todas las mujeres a que no se den por vencidas, luchen y trabajen por lo que quieren, porque nada en esta vida es regalado y que cada día se motiven para salir adelante y ser mejores", señala en entrevista tras una demostración de la formación con la cual su escuadrón participará en el desfile del 16 de septiembre.

Integrante desde hace 10 meses del Escuadrón 401 y con más una década de estudios y preparación en la Fuerza Aérea, la piloto es la responsable de operar un avión que alcanza 1.6 veces la velocidad del sonido, lo cual equivale a desplazarse por el cielo a una velocidad de 1200 kilómetros por hora.

Con 29 años de edad y originaria de la Ciudad de México, la teniente es la primera    Integrante de su familia en ser parte de las Fuerzas Armadas y el próximo 16 de septiembre será la primera vez que participe como copiloto del avión de combate en una parada militar; hace un año durante las fiestas patrias acompañó desde tierra a los escuadrones aéreos, pero en este 209 aniversario de la Independencia surcará en cielo junto a otros tres aviones F5.

Tener a su mando un avión de alta velocidad, implica una gran concentración y anticiparse a tomar decisiones de vuelo con gran rapidez, pero en la trayectoria de la joven piloto para hacer historia en las Fuerza Aérea hubo otras pruebas que debió sortear para llegar al nivel en el cual se encuentra.

"Tuve que adaptarme al rigor de la disciplina militar, sepárame de mi familia y someterme a extenuantes jornadas de capacitación”, recuerda en entrevista posterior a participar en los ensayos de la parada militar.

Ser la primera mujer en volar en México una aeronave de combate representa una primera meta en la formación de Karen Vanessa, quien se continúa preparando para convertirse en instructora de otros pilotos.

"Día con día me motivo a ser mejor y en hacer mejor todo lo que hago, en este momento estoy en adiestramiento como comandante de nave de aviones F5, voy a concluir mi curso y en unos año quiero ser instructora de F5”, recalca la piloto.