CIUDAD DE MÉXICO., 29 de julio de 2020.- La defensa de Emilio Lozoya reiteró que en el caso de los 10.5 millones de pesos que presuntamente habría recibido por supuestos sobornos de Odebrecht, el ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex) fue utilizado por altas autoridades del Estado mexicano, por lo que él actuó sin dolo y bajo presiones.

Luego de que la Fiscalía General de la República (FGR), representantes de Pemex y de la Unidad de Inteligencia Financiera pidieran al Juez de la audiencia inicial la vinculación a proceso de Lozoya, los defensores señalaron que su cliente fue presionado por funcionarios que abusaron del poder que legítimamente les confería el cargo que ostentaban.

La defensa abundó que en su momento, Lozoya denunciará los delitos cometidos por los sujetos que presume lo presionaron a él y quienes serían los responsables de los hechos que ha señalado el Agente del Ministerio Público en el juicio 261/2019.

Los litigantes anticiparon ante el Juez que su defendido expondrá de manera muy clara y contundente nombres, cargos que ocupaban y los métodos de instrumentalización que fueron utilizados para la comisión de delitos operación de recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y demás que se configuren relacionados con recursos provenientes de Odebrecht.

El Juez declaró un receso por dos horas para emitir su resolución y determinar la condición jurídica Emilio Lozoya.