CIUDAD DE MÉXICO, 13 de agosto de 2019.- En el hogar suceden casi seis de cada 10 crímenes de violencia sexual y cuatro de cada 10, son contra menores de 15 años. De acuerdo con un estudio de la organización no gubernamental Guardianes, uno de cada 10 encuestados aseguró conocer casos de violencia sexual en la familia.

La Asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas (Adivac) estima que cerca de cinco millones de niñas y niños en este momento están siendo víctimas del crimen de violencia sexual, pero sólo se denuncia uno de cada 10 delitos y sólo se imparte justicia en menos del dos por ciento.

Unicef también alerta y advierte que tan solo el uno por ciento de los recursos para la infancia se destinan a prevenir y a proteger de la violencia y explotación sexual a niñas y niños, denunció la Comisión de los Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, que preside la senadora del PAN, Josefina Vázquez Mota.

En foro Violencia Sexual Infantil y Adolescente: Retos Legislativos, conminó a los legisladores para que ese uno por ciento no siga siendo un recurso tan escaso para este crimen que padecen millones de niños y niños.

En 2015, la panista alertó que más de 300 menores de edad requirieron atención hospitalaria por casos de violencia sexual, otro gran reto que considera en el país aunque sin datos concretos ni estadísticas, a causa de que cada estado tiene su Código Penal y el delito es tipificado de distintas maneras.

Según una investigación realizada por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, México genera hoy ya el 60 por ciento a nivel global de la pornografía infantil, investigación demostró que la probabilidad de que una niña sea hospitalizada por violencia sexual es siete veces mayor también que la de un niño, sin demérito que cualquier infante.

Advirtió nuevos tipos de crímenes como el ciberacoso sexual que al respecto, Early Institute señala que uno de cada cinco menores son abordados por internet. “La pornografía infantil suele ser rápidamente distribuida en todo el mundo, por lo que la violencia sexual se multiplica”, señaló.

Dicho foro se da como antesala de un Parlamento Abierto a fin de multiplicar las voces antes de presentar iniciativas de ley para la prescripción del delito de violencia sexual, pues en México se prescribe desde los tres hasta los 19 años.

La senadora del PAN urgió a la homologación del Código Penal Federal con las legislaciones locales y exhortar para fortalecer a las procuradurías de protección de niñas niños y adolescentes en el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), que es donde el trabajo deberá cobrar una gran importancia.

Por otro lado, buscará incorporar a la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes el concepto de violencia sexual, para homologar criterios interdisciplinarios, pues en ocasiones, cobijados en el precepto de alienación parental, se desestiman las voces y el dolor de las niñas y los niños víctimas.