VERACRUZ, Ver, 12 de junio de 2019.- “Les pido de la manera más atenta que me lo regresen (a Marmiko), no tenemos nexos con los malos, vivimos al día, somos una familia humilde, unida, por favor devuélvanme a mi esposo”, dijo María del Pilar Gasca Morales luego de la privación de la libertad de su esposo, el reportero Marcos Miranda Cogco.

Tras el plagio ocurrido este miércoles por la mañana, mencionó que siempre han tenido amenazas porque el reportero es una persona crítica, primero del ex gobernador Miguel Ángel Yunes, de Jorge Winckler, ahora de Eric Patrocinio, de Cuitláhuac, “a ustedes los hago responsables de lo que le pueda pasar”.

Acusó que las autoridades no hacen nada, “todos están aquí, de qué sirve que estén aquí si no hacen nada, no quiero que sea una cifra más, no quiero que me lo regresen embolsado”.

María del Pilar Gasca, esposa del reportero Marcos Miranda, narró que una vecina de donde viven en Boca del Río, le avisó que sujetos armados se habían llevado a su esposo dejando a su hija, una menor de edad que llevaba a la escuela, dentro del auto.

Explicó que una Suburban impactó el auto de su esposo, “se bajaron los hombres y se lo llevaron, mi esposo trae cámara en el carro, debe estar grabado quiénes se lo llevaron, eso fue al cuarto para las 8 de la mañana”.

Aseguró que ya había recibido diversas amenazas en su contra por su labor periodística, pero enfatizó que no tienen relación alguna con miembros de la delincuencia organizada.

“Estaba mi niña hecha un mar de lágrimas que se habían llevado a su papá. Les pido de la manera más atenta que me lo devuelvan, no tenemos ningunos nexos con los malos, vivimos al día, por favor devuélvanme a mi esposo es lo único que pido, siempre ha tenido amenazas”, insistió entre lágrimas la mujer.

Más información en Quadratín Veracruz