CIUDAD DE MÉXICO, 8 de enero de 2020. — La tensión entre Estados Unidos e Irán pareciera tener un paréntesis, sin embargo el presidente norteamericano Donald Trump asegura que se debe insistir en revertir el terrorismo en Medio Oriente, por lo que presionará desde el ámbito económico son sanciones.

Tras los ataques de este martes a bases militares estadounidenses en Irak, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif aseguró que su país concluyó con estas medidas de defensa propia, proporcionales por el asesinato del alto general Qasem Soleimani el pasado 3 de enero.

Al respecto, este miércoles en un mensaje a la Nación desde La Casa Blanca, Trump puntualizó que solamente quedaron daños materiales tras el ataque de Irán.

“Ningún estadounidense fue herido por los ataques del régimen iraní, todos nuestros soldados están seguros y solamente sufrimos daños mínimos en ataque militares”, dijo.

“Nuestras grandes fuerzas están preparadas para todo, Irán parece estar bajándose del caballo y creo que esto es bueno para todas las partes involucradas”, agregó, en relación al posible cese de ataques por parte de los iraníes.

Trump reprochó el terrorismo por lo que convocó a Gran Bretaña, Alemania, Francia y Rusia, para insistir en que Irán ponga fin a ello, así como la producción de fuerza nuclear.

“No puede tener armas nucleares, no puede apoyar el terrorismo, no podemos permitir que esto ocurra... Soleimani fue eliminado por la amenaza que era, fue responsable de las atrocidades más grandes, fue quien alimentó las guerras sangrientas en toda la región, asesinó a militares estadounidense y colocó bombas que mutilaron a las personas, estos ataques dañaron a las fuerzas extranjeras”, insistió.

“Sus manos estaban cubiertas de sangre iraní y estadounidense, él debió ser eliminado desde hace tiempo... nosotros hemos respondido a las agresiones iraníes y a partir de ahora implementaremos sanciones económicas de Irán, estas sanciones permanecerán hasta que Irán cambie su comportamiento”, anunció el Primer Mandatario.

Incluso, anticipó las acciones que emprenderá más allá del ámbito económico, pues solicitará apoyo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

“El mundo civilizado debe enviar un mensaje claro de que su campaña de terror e intolerancia no será aceptada en un futuro, hoy voy a pedir a la OTAN que se involucre aún más en el proceso en el medio oriente”, dijo.

Donald Trump aseguró que su país no quiere utilizar el armamento nuclear con el que cuenta, y reiteró su postura presumiendo su fortaleza, por lo que dedicó sus últimas palabras del mensaje directo a los iraníes y a los líderes de esa Nación.

“Nosotros queremos que ustedes tengan un gran futuro, ustedes lo merecen, merecen un futuro de armonía, de prosperidad y Estados Unidos está listo para abrazar la paz y armonía”, concluyó el mensaje.