CIUDAD DE MÉXICO, 10 de octubre, 2019.— El presidente de la República Andrés Manuel López Obrador evadió una vez más señalar su postura a favor o en contra de la legalización de la marihuana en México, pero enfatizó que se requiere un debate profundo.

"Son temas que debemos ver con cuidado y no impedir, si es para bien que se aprueben estas reformas hay que ver mucho, no es una sola acción la que puede ayudar a resolver los problemas, siempre se requiere de un plan integral de varios sectores", consideró.

Desde su conferencia matutina en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, aseguró este jueves que no se tiene contemplado pero que tampoco descarta una empresa del Gobierno que regule la producción de marihuana en el país, como lo mencionó el coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado.

"Desde luego que la licenciada Olga (Sánchez) es muy responsable, es muy buena servidora pública y es libre", comentó tras la comparecencia de la secretaria de Gobernación, donde se le entregó un churro de marihuana por una diputada federal para abordar las modificaciones a la Ley General de Salud y al Código Penal en la materia.

Aseguró que durante su gobierno se garantizan todas las libertades porque "no hay línea", pero enfatizó que es un tema con diversas aristas que invita a un debate profundo.

"Cuando se tratan estos asuntos como el que no se debe aumentar la edad de jubilación, si es que así lo dijo Arturo Herrera de Hacienda es su postura, y es parecido a lo que pueda opinar la secretaria de Gobernación sobre la marihuana, nada más que esto se resuelve a partir de una estrategia porque tenemos un plan de desarrollo donde viene con mucha claridad expuesto el problema de la inseguridad, la violencia y nos apegamos a eso", dijo.

"Política es tiempo, todo a su tiempo, vamos poco a poco, primero siendo congruente es que haya bienestar, que haya trabajo, que se atienda a  los jóvenes", señaló.

El Presidente indicó que en caso de que apruebe el Congreso de la Unión la legalización de la marihuana, el Poder Ejecutivo deberá acatarla, como en el caso del etiquetado frontal para productos comestibles industrializados.

"Son Poderes autónomos, la misma campaña en contra de las adicciones nos ha costado trabajo echarla a andar porque no había infraestructura para atender a enfermos por consumo de drogas, entonces ¿a dónde van, quién los atiende?", cuestionó.

El Primer Mandatario explicó que si bien la campaña contra las adicciones ya comenzó, no se ha desplegado del todo porque "es un proceso, vamos poco a poco".