CIUDAD DE MÉXICO, 12 de noviembre de 2019. — Evo Morales viaja a México y la aeronave de la Fuerza Aérea Mexicana tuvo que hacerlo por aguas internacionales, tras las trabas y contratiempos que se presentaron con países que no permitieron que se cargara combustible en su territorio.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, informó que alrededor de las 11 horas el presidente de Bolivia, estará pisando suelo mexicano.

Como lo anticipó el Gobierno federal desde este lunes, se abrieron las puertas de México al presidente Evo Morales por razones humanitarias.

“Marcelo Ebrard está para que les de toda la información, se conozca el porqué de nuestra postura, de nuestra decisión de ofrecer asilo al presidente Evo Morales, que se conozcan los motivos”, expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante la conferencia matutina de este martes.

El avión con Evo Morales rumbo a México despegó pero se presentaron una serie de contratiempos, por lo que Ebrard puntualizó que se tuvo que tomar el rumbo por aguas internacionales: “Ha sido como un periplo por diferentes espacios y decisiones políticas”.

“Luego de la autorización de Brasil, Perú y Ecuador, el avión despegó desde las 2 de la madrugada de este martes tiempo de México… pero se tuvo que acudir hasta aguas internacionales, lo que representa un retraso de poco más de una hora”, explicó el Canciller.

“Ese vuelo en su mayor parte transcurrirá en aguas internacionales, así que no esperaría yo más contratiempos, es como un viaje por la política Latinoamericana, de cómo se toman las decisiones y los riesgos que se corren”, agregó Ebrard.

De acuerdo al secretario, antes del mediodía Evo Morales estaría pisando suelo mexicano, en donde se realizarán las gestiones que competen cuando se tramita un asilo político de este nivel.

“Estamos esperando estar recibiendo alrededor de las 11 de la mañana a Evo Morales como establece la Constitución... ofrecer protección a la vida y a la integridad de aquellas personas que sean objeto de persecución política”, dijo desde el Salón Tesorería.

“Yo pensaría que la relación con los Estados Unidos está en uno de sus mejores momentos de los últimos años, hay un respeto mutuo y hay un reconocimiento del peso de México y su democracia, es un gobierno legítimo y respetado, y eso determina que la relación no sea de sumisión, en la coexistencia de temas encontrados”, afirmó Ebrard sobre la relación con el país vecino del norte tras dar este asilo a Evo Morales.