SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chis., 29 de abril del 2017.- A dos meses del asesinato del niño Humberto Morales Sántis, en el ejido Carrizal, municipio de Ocosingo, sus familiares y el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, FNLS, exigen justicia.

En un comunicado, señalan que “fue una emboscada, tortura y ejecución extrajudicial de nuestro compañero Humberto Morales Santiz, crimen cometido por el Estado a través de los paramilitares en coordinación con el mando único en el ejido el Carrizal, municipio de Ocosingo, Chiapas, el pasado 28 de febrero de 2017.

No hay avances en la investigación del crimen del menor de secundaria, por lo que se exige juicio y castigo a los responsables materiales e intelectuales de esta ejecución extrajudicial y de los crímenes de lesa humanidad.

De este crimen no se ha tenido avances sustanciales en la investigación, desde el inicio hubo actos de omisión, negligencia, burocratismo en el proceso jurídico que hasta la fecha las autoridades continúan conduciéndose del mismo modo, lo que demuestra la política de impunidad de las instituciones.

Más información AQUÍ